Arona eleva el Plan de Emergencias Municipal al Pleno para su aprobación inicial

Simulacro de emergencia en el Gran Hotel Arona (2009).

La localidad cuenta con una estrategia de actuación que se aplicó en el derrumbe del edificio de Los Cristianos de 2016, cuando el operativo de rescate no pasó del Nivel 1 Municipal.

Se espera que el PEMU haya superado todos los trámites en julio e, inmediatamente, se iniciará su implantación y la segunda fase de desarrollo práctico y actualización permanente.

El Área de Seguridad del Ayuntamiento de Arona eleva al Pleno de este jueves (30 de marzo) el Plan de Emergencias Municipal (PEMU) para su aprobación inicial, un documento que se expondrá a información pública y que se espera esté aprobado definitivamente en julio de este año. El municipio carecía de este planeamiento y solo contaba con un plan básico, aunque la operatividad de las actuaciones en situaciones de crisis ha estado coordinada y establecida conforme a la normativa canaria, estatal y comunitaria, tal y como quedó de manifiesto durante el operativo de rescate que tuvo lugar en abril de 2016 con el desplome de un edificio en Los Cristianos, en el que no se estimó necesario subir del Nivel 1 Municipal y ello a criterio de todas las administraciones supramunicipales y cuerpos de seguridad y emergencias presentes.

Este documento, tras su aprobación inicial por el Pleno, se expondrá a la ciudadanía durante un periodo de 30 días, en los que se podrán plantear alegaciones. Una vez resueltas, si las hubiese, se elevará nuevamente para su aprobación definitiva y, seguidamente, se iniciará el trámite en el Gobierno de Canarias, con la emisión del preceptivo informe de la Dirección General de Seguridad y Emergencias y la aprobación del Plan por la Comisión de Protección Civil de la Comunidad Autónoma.

La concejal de Seguridad, Carolina Reverón, explica que “ya hemos solicitado fecha para la celebración de dicha comisión, con el fin de aligerar el procedimiento y que podamos comenzar a implantar en julio este importante y necesario plan para el municipio, en el que llevamos trabajando desde hace más de un año”.

Asimismo, recuerda que “el PEMU no constituye una estructura rígida e inmutable, por lo que debe adaptarse y modificarse en función de las condiciones particulares de los núcleos, de los cambios que se produzcan en la organización y del progreso de los conocimientos técnicos. Por ello creemos necesario apostar por una herramienta que nos permita una actualización permanente y sencilla de los contenidos”.

Este Plan contempla los riesgos que inciden sobre el municipio y la forma de combatir los accidentes derivados de ellos, para lo que conjugará los recursos materiales y humanos municipales y los aplicará a las consecuencias del siniestro, estableciendo el organigrama de mando en caso de emergencia y los procedimientos operativos.

El PEMU de Arona tiene seis objetivos principales, que son identificar, analizar y cuantificar los riesgos; adaptar la estructura organizativa; definir los sistemas de alerta y activación; estudiar y planificar los dispositivos de intervención; articular la integración con planes de ámbito superior (Plateca y PEIN), así como promover la información y concienciación. Además, cuenta con una descripción amplia del catálogo de medios y recursos municipales, el plan de comunicaciones, el directorio organizativo, la cartografía y los diversos manuales operativos

Además, delimita el municipio en 15 áreas y establece los riesgos conforme al análisis de los índices de Riesgo potencial y de Vulnerabilidad, más la Capacidad preventiva de respuesta y mitigación. Así, establece cuatro niveles, desde bajo (riesgo mínimo o prácticamente nulo), como el riesgo por incendios forestales, ya que Arona no cuenta casi con monte; a muy alto (aparte de las recomendaciones recogidas en el PEMU, se remitirá al plan existente), en los que solo se registran dos tipos de fenómenos, que son viento y lluvias.

Otros dos factores meteorológicos se recogen como de riesgo alto (con la adopción de medidas especiales de protección dentro del PEMU), que son fenómenos costeros y calima, mientras que las temperaturas máximas y el riesgo por movimientos sísmicos se establecen con un índice de riesgo final medio (un riesgo a contemplar en el Plan).

Simulacro de emergencia realizado en 2009 en el Gran Hotel Arona

Simulacros

Además de fijar un organigrama estructural del Plan, la implantación del PEMU supondrá la aplicación de varias medidas, como son la puesta a punto de la infraestructura, la asignación del personal implicado, programas de información y capacitación, ejercicios de adiestramiento, así como simulacros e información a la población.

Para la elaboración del PEMU actual se ha tomado como referencia el Plan Básico del que se dispone desde el año 2011 y se ha desarrollado ayudado por la aplicación PLAN_EM del Gobierno de Canarias.

Reverón recuerda que Arona está obligado a contar con este documento conforme recoge el Plan Territorial de Emergencia de Protección Civil de la Comunidad Autónoma de Canarias (Plateca) en su decreto de actualización 98/2015, que establece que “todos los municipios deberán elaborar el correspondiente Plan de Emergencia Municipal (PEMU)”.

 

Se el primero en comentar en "Arona eleva el Plan de Emergencias Municipal al Pleno para su aprobación inicial"

Deja tu comentario