Juan Santana | Las cartas son más emocionantes

Antiguamente esperábamos los mensajes de amigos, conocidos, familiares o amores, a través de cartas escritas a mano, cuando no existían prácticamente ni las máquinas de escribir.

Ahora estamos enganchados a la tecnología y es fría, el alma no está, no existe, es más triste.  Jamás me cansaré de escribir y decir, que la Educación está eliminada en las redes sociales, porque el 99’9 % de las personas que comentan o comparten comentarios, no saludan ni se despiden. Además no existe horario ni fecha de calendario para tertulias en los infinitos mensajes compartidos por las millones de personas enganchadas cada día durante veinticuatro horas.

Todos tenemos un motivo por el cual estamos escribiendo en las redes o paseando para leer y todos esperamos sorprendernos con alguna noticia interesante, según nuestros gustos. Muchos estamos por trabajo, otros por aburrimiento, o buscando amigos, amores, tertulias interesantes, vendiendo motos, política, deporte o por cualquier infinito motivo. Pero en lo único que Absolutamente Todos Coincidimos en las redes, es en que estamos porque no tenemos otra cosa mejor que hacer.

Muchos ancestros entendemos la emoción que sentimos por la espera de las cartas de papel, escritas a mano, personalizadas, especialmente las escritas cuando estamos enamorados. Hoy estamos controlados y la maldad es más brutal con las tecnologías, porque están de moda los perfiles falsos y los vendedores de humo. Aquí lo dejo.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del Ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Por: Juan Santana.