Cruz Roja y Cabildo combaten la brecha digital entre 448 mayores de Tenerife

El proyecto Tenerife Cuida, financiado por la Consejería Insular de Acción Social, ha contado con hasta 118 voluntarios, que han ayudado a combatir el aislamiento de este sector de la población, agravado por la COVID-19.

Se ha trabajado tanto el área informática como actividades de deporte y de estimulación cognitiva a través de la Tablet.

Un 35% de las personas usuarias ha aprendido a realizar trámites por Internet como solicitar una cita médica o consultar el periódico, frente al 4% que conocía esta posibilidad al inicio del proyecto.

Cruz Roja ha ayudado a combatir, en los primeros seis meses de este año, la denominada brecha digital entre 448 mayores de Tenerife. Y lo ha hecho a través del uso de las nuevas tecnologías, en el marco del proyecto Tenerife Cuida, del que se han beneficiado personas de distintos municipios de la Isla con edades comprendidas entre los 65 y los 90 años.

Se trata de una iniciativa financiada por la Consejería insular de Acción Social, Participación Ciudadana y Diversidad, para la cual la entidad ha contado, además, con la colaboración de 118 voluntarios, que desinteresadamente han aportado su granito de arena para luchar contra el aislamiento que en ocasiones sufre este sector poblacional, que se ha visto agravado como consecuencia de la pandemia.

Tras más de 20.000 intervenciones realizadas en la red de centros de la organización, se ha logrado mejorar la conectividad de los usuarios mediante tablets, que se les han facilitado gratuitamente. Se han desarrollado diferentes actividades donde se le enseñaba a las personas mayores el uso de diferentes aplicaciones como el WhatsApp o búsquedas en Internet de imágenes, vídeos o noticias. Prueba de que se han alcanzado los objetivos trazados es que en enero tan solo un 4% de los participantes sabía hacer trámites por Internet, tales como solicitar una cita médica o consultar el periódico, mientras que al término del proyecto esa cifra se ha elevado al 35%. Asimismo, un 85% ya se desenvuelve con soltura con aplicaciones de mensajería instantánea, frente al 53% que poseía nociones básicas de las mismas al principio.

Melania Leal, coordinadora del proyecto, explica que “hemos trabajado desde distintos ángulos con los mayores, a fin de poner solución a los principales problemas que les atañen”. Para ello, indica que se han llevado a cabo “ejercicios de estimulación cognitiva, que permiten prevenir y ralentizar el deterioro cognitivo, que suele acentuarse con el paso de los años”.

De igual manera, señala que se han organizado talleres deportivos presenciales, variando los aforos en función de los niveles de alerta sanitaria vigentes en cada momento y priorizando los espacios abiertos, en concordancia con las recomendaciones de las autoridades para evitar contagios. Y se ha dotado a los dispositivos electrónicos de vídeos con instrucciones de cómo hacer ejercicio en casa, previa formación de monitores especializados; unas tareas “que buscan favorecer a la agilidad de los usuarios, para que conserven su autonomía el mayor tiempo posible”.

TENERIFE CUIDA

El confinamiento domiciliario decretado en marzo del año pasado puso de relieve la situación de vulnerabilidad de muchas personas de la tercera edad, que, padeciendo patologías previas o teniendo movilidad reducida, experimentaban dificultades para ponerse en contacto con sus allegados y, en general, no sentirse solos. A ello se une que la irrupción de la COVID-19 en nuestras vidas vino aparejada de restricciones que desembocaron en el cierre de centros de día y lugares a los que los mayores solían acudir por motivos de ocio, pero también de salud mental.

Es precisamente a raíz de estas carencias que nace Tenerife Cuida, para dar respuesta a quienes han sufrido las consecuencias de un aislamiento prolongado. De esta manera, se han empleado, como parte del proyecto, asistentes de voz, que permiten a usuarios con mayor grado de dependencia hacer consultas en la red, programar recordatorios o realizar llamadas a sus familias y amistades.