Carta al Director | De ciclistas y motociclistas invasores

Multas a ciclistas y motociclistas invasores

La multa educa. Pero ¿dónde está la policía?

Nuestra comarca declama con orgullo sus varios kilómetros de playas accesibles. Hay veredas, aceras, senderos y paseos exclusivos para peatones, como los existentes entre Las Américas y Los Cristianos. Pero la escasez de letreros adecuados y la desprevención social e institucional caen en la deserción de la defensa de la seguridad del contribuyente que los vota. Y de los turistas.

Esos paseos peatonales sólo admiten la circulación prudente de vehículos para discapacitados.

Algo parecido ocurre en Las Galletas, El Fraile, Valle de San Lorenzo, Las Chafiras, Guaza, San Isidro o los Abrigos. No tanto, en Adeje casco.

Desde el Rincón de Tarajales hasta el Puerto Colón, los caminantes tenemos que cuidarnos del paso -muchas veces, peligroso- de jóvenes y no tan jóvenes que, en bicicletas o motos, patines, patinetas, motopatines o sillas rodantes de paseo circulan con audacia deportiva entre andantes indefensos:  familias, ancianos, criaturas; invadiendo impunemente las áreas peatonales.

No se ven carteles tan notorios y llamativos como los de las campañas electorales. Ni aparece un policía que los multe. Cuando estaban, los agentes decían ‘no tener instrucciones’.

No tenían órdenes.  Y la población no tiene orden. Social. De convivencia.

Y ahora, no sólo no tenemos instrucciones, ni orden. Ni siquiera policías.

Aparcamiento para motos. ¿Y para coches?

Es sabido que al automovilista que osa aparcar en líneas para motos se lo multa inexorablemente. Eso no se discute. Y vivan las motocicletas.

Pero, si el invasor de una plaza para coches es un motociclista, todo bien. En este punto, la igualdad de derechos cae en el campo de la vista gorda. Nos parece inicuo. Injusto.

Si encuentro a algún policía se lo voy a preguntar. Será más fácil que encontrar a un concejal.

A.J.F.

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram