Hábitos saludables que pueden alargar la vida una década

Antonio Vargas, farmacéutico y especialista en Nutrición, nos da diferentes consejos para poder vivir una vida de forma saludable.

Todo el mundo sabe que no fumar, hacer deporte, cuidar la alimentación, no pasarse con el alcohol y evitar el sobrepeso son hábitos saludables. Pero no todos toman al pie de la letra estas recomendaciones. Y es que para ser exactos, respetar esas cinco normas puede conllevar un aumento de la esperanza de vida con respecto a quienes no las siguen de hasta 14 años para las mujeres y 12 años para los hombres.

“No fumar es apostar por un estilo de vida saludable que se aprecia incluso en los detalles más pequeños”, explica Antonio Vargas, componente de APROFARCA y especialista en especialista en Nutrición. Por ejemplo, en la capacidad de saborear los alimentos con todo su sabor y su textura. “Fumar es una adicción negativa que convierte al fumador en esclavo ante la falta de autocontrol”, comenta el experto.

Antonio Vargas ha querido aclarar diferentes aspectos del cuidado de la alimentación, haciendo hincapié en la importancia que tiene la nutrición a la hora de prevenir o proteger nuestra salud de posibles dolencias cardiacas.

“Este tipo de enfermedades constituyen la primera causa de muerte para el conjunto de la población de nuestro país”, expone el experto.  Entre ellas destacan la enfermedad coronaria, el infarto agudo de miocardio, la insuficiencia cardiaca, el accidente cerebrovascular (ictus) y la enfermedad vascular periférica.

Con respecto a la actividad física, Vargas ha explicado que realizar de forma regular y sistemática una actividad física ha demostrado ser una práctica muy beneficiosa en la prevención, desarrollo y rehabilitación de la salud. A la vez que ayuda al carácter, la disciplina y a la toma de decisiones en la vida cotidiana.

“El ejercicio físico, ya sea de corta o larga duración, contribuye a establecer un bienestar mental, mejorando la autonomía de la persona, la memoria, rapidez de ideas, etcétera”, comenta el especialista en Nutrición. Al mismo tiempo, se mejora la autoestima de las personas, lo que produce beneficios en diferentes enfermedades como la osteoporosis, la hipertensión o las crisis diabéticas.

“Hay que distinguir lo que es un alimento, o un ritual social, a lo que es un consumo regular. El alcohol no es recomendable por sí solo. Ya no porque sean calorías vacías (da energía pero no nutrientes) sino porque es una toxina. Por supuesto nuestra cultura alimentaria lo contempla con regularidad”, explica Vargas con respecto al consumo de alcohol. Y es que el consumo cero sería una decisión muy responsable. También puede ser compatible con dieta saludable, pero no va a mejorar tu dieta porque bebas vino.

 

1 Commentario en "Hábitos saludables que pueden alargar la vida una década"

  1. En resumidas cuentas no fumar y comer sano

Comentarios cerrados.