Arona | Aquanaria y su gran lubina atlántica deslumbran en OA Beach Club con su 1er «Canarias Brotherfood»

La lubina Aquanaria de más de tres kg y la lubina ahumada de la misma marca fueron protagonistas en un menú de fusión entre los restaurantes OA Beach Club (Tenerife) y Embarcadero (Gran Canaria).
 
La del pasado sábado fue la inauguración del proyecto “Canarias BrotherFood Aquanaria”, que diseñará jam sessions culinarias entre los mejores chefs de las ocho islas en los próximos meses.
 
Entre los platos que degustaron 70 personas, espárragos blancos, colágeno y matices ahumados de lubina Aquanaria; arroz marino con brandada de lubina ahumada curada Aquanaria; la gran lubina atlántica Aquanaria en dos versiones.

Asombroso el éxito del primer “Canarias BrotherFood Aquanaria”, el pasado sábado en un almuerzo en jam session (cuatro manos) que tuvo lugar en OA Beach Club (hotel Villa Cortés, Arona, Tenerife), con la fusión de las cocinas de Diego Schattenhofer, chef residente, y el invitado, Matteo Pierazzoli, de Embarcadero, en Las Palmas de Gran Canaria. El avanzado concepto de estas sesiones BrotherFood, que consiste en el trabajo conjunto y la hibridación de los talentos de los dos chefs en cada elaboración, mucho más allá de una suma de platos propios, sedujo a los profesionales y aficionados a la gastronomía de Tenerife, que en sólo cuatro horas tras el anuncio de las reservas cubrieron todo el aforo (70 personas)

Con la gran lubina atlántica Aquanaria criada en Gran Canaria (km 0 canario y ejemplo de sostenibilidad y trazabilidad) como protagonista, los dos chefs propusieron un menú en la cumbre que comenzó con los snacks: lapa guisada con mojo de algas y aire marino (Matteo), y ceviche de lubina curada Aquanaria con gelée de cítricos picantes, emulsión de puta la madre sobre teja de berro y espirulina (Diego).
A continuación, la gamba canaria y recuerdos andinos (Diego); la navaja en esencia con códium y hierba del Rocío (Matteo); los espárragos blancos con colágeno y matices ahumados de lubina Aquanaria (Matteo); y el arroz marino con brandada de lubina curada Aquanaria y toques de anchoa (Diego).

El gran momento del almuerzo fue la jam sesión sobre la gran lubina atlántica Aquanaria (una pieza de 4 kg), que fue interpretada por Diego con 15 días de maduración (colgada entera) y por Matteo con un curry de berros y algas. Un trabajo que, como todo el menú, partía de uno de los chefs para ser terminado por ambos.
En palabras de Schattenhofer, “sorprende la lubina Aquanaria por su aroma exquisita, su equilibrada grasa, su excelente brillo y su refinado sabor: para un chef contemporáneo, es una hoja en blanco que lo admite todo”. Por su parte, Matteo glosó “la extrema suavidad y calidad de la lubina Aquanaria ahumada”, coincidiendo con Diego en que “tiene una carne tan sofisticada que te permite trabajar con el mar o la montaña sin ningún problema”.

El menú se cerro con carne de vacuno omega 3 con esférico de ron Arehucas de 18 años (Diego), y con el tocinillo de tuno indio y hierbas de las marismas de Matteo.

Por su parte, el sumiller Aníbal Morales jugó durante todo el menú, que terminó con aplausos de todos los asistentes y una copa del espectacular ron Arehucas de 30 años, con el espumoso de Trevejos y vinos de Los Perdomos y El Lomo.