Pescadores de Los Cristianos: «Camiones repostan combustible en el puerto a cualquier hora»

Ante venirse repitiendo desde hace un tiempo la situación de continuo tránsito de camiones en el puerto de Los Cristianos, en Arona, para repostar combustible, vecinos y pescadores de la zona ponen la alerta, preocupados por la contaminación que esto produce y el peligro de que pueda ocurrir algún incendio. 

Por su parte Don Ignacio, Jefe de la Policía Portuaria del Puerto de Los Cristianos, comunica que la responsabilidad de que los camiones de combustible entren a cualquier hora al Puerto de Los Cristianos, pertenece a el Ayuntamiento de Arona y el Cabildo de Tenerife, además informa que existe un buen Dispositivo de Seguridad a la hora de que ocurra algún suceso, porque «disponemos de un máximo sistema contra incendios».

De igual forma, Ignacio aclara que el diesel no arde, pero según los más expertos especialistas, el diesel puede definirse como un hidrocarburo que produce la emisión de gases de efecto invernadero altamente perjudiciales para los seres humanos. Los motores que utilizan este tipo de combustible generan dióxido de carbono (CO2), oxígeno, nitrógeno, vapor de agua monóxido de carbono (CO), dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno (NOx). Sin olvidarnos de los hidrocarburos y los gases derivados.

Sin embargo, el principal rasgo de los que se tacha habitualmente como «gases más limpios», es que son capaces de producir partículas en un porcentaje veinte veces superior al de los motores de gasolina. Desde la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer consideran que las emisiones y humos provocados por el diesel se definen con un nivel 1 de peligrosidad. Es decir, unos gases cargados de partículas cancerígenas que pueden ser altamente perjudiciales para la salud de todo ser vivo que se exponga a ellos. Asimismo, este tipo de emisiones también pueden producir enfermedades realmente graves en las mucosas de las vías respiratorias y los ojos. Sin olvidarnos de numerosas afecciones cardiovasculares que suelen surgir a partir de la inhalación de este tipo de gases.

El gasóil arde sólo cuando alcanza una temperatura muy elevada y para eso habría que calentarlo durante varios segundos. Además, arde de manera más lenta que la gasolina, algo que también supone un mayor impedimento para que estalle. Para incendiarse, tendría que producirse una fuga de gasóleo grande y que pudiera calentarse lo suficiente como para empezar a arder. Una vez incendiado, es difícil de sofocar y mejor, avisar a los bomberos, pero en el Puerto de Los Cristianos hay Sistema Contra Incendio.

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram