La gran historia detrás de Miguel, encontrado muerto en Costa del Silencio

Este fin de semana se encontró en el núcleo de Costa del Silencio, Arona, el cadáver, con signos de violencia, de un hombre identificado como Angelo Michel Y.C.C., mejor conocido en la zona como Miguel.

eldigitalsur desea comenzar esta noticia, haciendo un reconocimiento público a Miguel, a quién nuestro colaborador Juan Santana le hizo una entrevista hace un par de años, y a quién la persona que escribe estas líneas, conocía personalmente.

Miguel era un hombre que nació en La Esperanza, hace más de 60 años. Se trasladó a Francia con su familia cuando tenía 7 años y allí estudió y se alistó en la Legión Extranjera, volviendo a Tenerife en el año 1986 donde continuó su vida, casándose 4 veces y teniendo 7 hijos y 3 nietos, uno de ellos aún no ha nacido.

Era un hombre tranquilo y apreciado por muchos, que estuvo una temporada en la playa de Los Enojados en una tienda de campaña por decisión propia, ya que contaba con una pensión, simplemente porque cómo expresó en su entrevista a eldigitalsur «aquí soy feliz, tranquilamente en una tienda de campaña. Yo no me aburro, limpio la playa todos los días, porque la gente en el mundo entero tira las colillas al suelo y las cajas de cigarros vacías,  pero fíjate que está siempre limpia y tranquila, porque Canarias es maravillosa y aquí estamos ahora y hago lo que mejor se hacer, estar tranquilo y feliz».

Hace un tiempo se había trasladado al parque abandonado ubicado en la calle Andrómeda, en Costa del Silencio, donde se encontraba el antiguo trenecito, allí encontraron este domingo por la noche su cuerpo sin vida, con evidentes signos de violencia.

El pasado viernes, su hija denunció su desaparición en el puesto principal de la Guardia Civil de Playa de las Américas, ya que llevaba sin verlo desde el lunes 24 de febrero.

El pasado domingo agentes de policía, estuvieron realizando investigaciones en sitios cercanos frecuentados por Miguel, hasta llegar al parque abandonado donde este se estaba quedando, encontrando su cuerpo sin vida, con aparentes signos de haber recibido una brutal paliza.

Hoy martes se realizará la autopsia que determinará la causa del fallecimiento.

Según personas cercanas a la víctima, hubo un testigo que vio salir a dos sujetos de la zona y se ha iniciado la difusión por redes sociales de estas personas que se encuentran desparecidas. Este medio se abstiene de difundir esta información por cautela profesional y falta de evidencias, entre otras razones.

De igual forma, personas cercanas manifiestan que presuntamente «estos dos sujetos venían del Carnaval, en un estado alterado e intentaron entrar al sitio donde habitaba Miguel, a lo que este se opuso, por lo que los sujetos le propinaron una terrible paliza, que acabó con el fatal desenlace».

Hay que esperar los resultados de la autopsia, para que, en caso de que se confirme el homicidio, la Guardia Civil identifiqué, localice y detenga a su presunto autor o autores.

Así era Miguel

Cada persona es un mundo interesante según las vivencias o experiencias  y jamás podemos opinar de nadie sin escucharle, no somos adivinos y por mucho que imagines, es imposible saber dónde nació cualquier persona y como vive o vivió.

Hace unos meses iba con una amigo por Las Galletas y vemos caminando a un joven de treinta y pico de años, sin camisa, con un sombrero de paja, chanclas y se dirigía hacia la playa de Los Enojados, detrás de la Cruz Roja y pregunté a mi amigo, «¿Qué opinas de ese joven que va caminando con el perro?» y respondió, «Tiene pinta de abandonado, un hippy descuidado y vividor». Se sorprendió con mi respuesta cuando le dije, «Es un empresario francés, que vive tres meses en Tenerife, tumbado en la playa, fumando porros, tomando cervezas, comiendo bien, nadando cada día, caminando mucho, de noche duerme en un buen hotel y tiene tres tiendas de ropa de lujo. Cada noche comprueba cuánto han vendido y cada tres meses viaja a Francia bien vestido y afeitado, está un par de semanas, para luego viajar nuevamente a cualquier país diferente tres meses y después vuelve a Tenerife a vivir la vida a su manera».

¿Qué te parece estimado lector? No podemos hablar de nadie y nos vamos con Miguel, de la foto adjunta, para que lean y se sorprendan con su historia. Gracias por regalarme un poco de tiempo leyendo, porque el tiempo, es el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

¿Dónde naciste Miguel y a qué te dedicas?

Nací en la Esperanza, en el norte de Tenerife y llevo unos cincos meses viviendo en una  tienda de campaña aquí en Los Enojados, libre, tranquilo y feliz. A los 7 años mi familia me llevó a Francia y tengo que lo sepas 60 años

¿Toda la vida en Francia?

No. Vine a Tenerife en 1.986 y estuve trabajando con John Palmer durante 9 años. Estuve casado cuatro veces, tengo siete hijos y dos nietos. En Francia estudié y me alisté también en la Legión Extranjera durante quince años y pico y llegué a Sargento I durante diez años y después ascendí a Teniente

¿Gozaste algunas guerras?

Sí. Kosovo, Angola, Ruanda y muchas más, disparando y no te cuento más, porque no podemos sentirnos orgullosos de hacer lo que hacemos en una guerra

¿Vives en una tienda de campaña?. ¿Tienes alguna paga?

Sí cobro 1.400 € todos los meses desde que tenía 47 años que me jubilé por puntos y aquí soy feliz, tranquilamente en una tienda de campaña. Yo no me aburro, limpio la playa todos los días, porque la gente en el mundo entero tira las colillas al suelo y las cajas de cigarros vacías,  pero fíjate que está siempre limpia y tranquila, porque Canarias es maravillosa y aquí estamos ahora y hago lo que mejor se hacer, estar tranquilo y feliz.

¿Qué frase bonita regalas al mundo para que sean más felices?

Hay que cambiar las maldades, sino cambiamos la actitud, no podemos cambiar nunca.

Por: Juan Santana para eldigitalsur

 

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram