Noticias Tenerife Así es la estrategia para repoblar el Parque Nacional del Teide

- Publicidad -

Así es la estrategia para repoblar el Parque Nacional del Teide

El Cabildo de Tenerife lanza un plan de repoblación de especies endémicas y autóctonas en áreas devastadas por incendios forestales

- Publicidad -Culturarte Granadilla Abona
- Publicidad -

El Cabildo de Tenerife ha lanzado una estrategia de repoblación de especies endémicas y autóctonas en las áreas del Parque Nacional del Teide que fueron devastadas por el incendio forestal del año pasado.

Blanca Pérez, consejera de Medio Natural, Sostenibilidad y Seguridad y Emergencias, explicó que “el vivero cumple su función para las acciones de reforestación dentro del Parque Nacional del Teide, pero hemos acelerado la producción de plantas para poder intervenir también en la zona afectada por el fuego”.

Las especies principales que se están cultivando para la repoblación incluyen el codeso, el cedro canario, la jarilla de cumbre, la violeta del Teide y la retama, todas con un gran valor medioambiental.

Pérez también reveló que el vivero del Jardín Botánico está siendo ampliado en colaboración con la Fundación Cepsa. “Gracias a este convenio podemos ampliar la zona de trabajo en unos 200 metros cuadrados de superficie con el fin de duplicar la producción de plantas y alcanzar las cifras previstas hasta 2026”, explicó.

El vivero del Jardín Botánico de El Portillo, que abarca más de 40.000 metros cuadrados, es donde se lleva a cabo todo el ciclo de vida de la planta: desde la selección de semillas hasta el crecimiento en invernaderos y zonas de acondicionamiento climático, la plantación controlada y protegida, y finalmente la plantación definitiva cuando las plantas han alcanzado el tamaño necesario para su supervivencia.

Los viveros de plantas endémicas son fundamentales para la repoblación de áreas ya que ayudan a preservar la biodiversidad local y a restaurar ecosistemas específicos.

Al producir y plantar variedades endémicas, se fortalecen las poblaciones naturales, se protegen especies en peligro de extinción y se promueve la restauración de hábitats degradados, como los que quedaron tras el incendio forestal.

Esto contribuye significativamente a la conservación del medio ambiente y al equilibrio ecológico.

Para garantizar y acelerar la recuperación de la flora, se han instalado vallas en algunas zonas del Parque Nacional del Teide para proteger las plantas jóvenes de los herbívoros que cohabitan en el parque, como los conejos y los muflones.

Una vez que las plantas hayan crecido lo suficiente para resistir a estos animales, las vallas serán retiradas.

- Publicidad -spot_img

Articulos anteriores