‘La Perla. A propósito del campo’ ofrece una visión experimental de la dictadura argentina

Francina Verdéss. La Perla. Foto: Patri Cámpora.

La película de Pablo Baur invita al público a una acercamiento sensitivo y emocional a un centro de detención.

La Perla, a propósito del campo, de Pablo Baur (60’ / 2016 / Argentina), es “el efecto de todo un proceso muy personal, son casi pulsiones del autor, y toma fuerza por lo autoral”, explica Francina Verdes, del equipo de producción del documental, que participa en el concurso al mejor largometraje internacional en la XI edición del Festival y Mercado Internacional de Cine Documental de Guía de Isora MiradasDoc.

Se trata de un producto que se aleja de lo habitual en las salas, incluso de documentales, que requiere del autor un esfuerzo, una implicación. “Es una película que es difícil de ver, que requiere un esfuerzo por parte del espectador, no es malo eso, pero no es fácil”.

 

Baur residía en Buenos Aires cuando el presidente argentino Néstor Kirchner decidió abrir los centros de detención para su visita pública. El cineasta acudió a la apertura de puertas de la ESMA, el mayor de los centros de detención de la dictadura argentina, y le impactó muchísimo la reacción de los visitantes. “La gente estaba atacada, en llantos, por eso a Pablo le impactó tanto el vínculo que establecía la gente con el lugar”, explica Verdés.

Cuando el director llegó a Córdoba después de pasar un tiempo de residencia en España, en 2010, ya iba con la idea de trabajar sobre el centro de La Perla, que ya estaba abierto desde 2006, y pronto experimentaría un proceso de transformación en el espacio museístico que es hoy, tras ser entregado a los organismos de derechos humanos.

La Perla se había convertido en un espacio abandonado. “Cuando se fueron, los militares lo desmantelaron todo, en parte por llevarse las cosas y en parte para no dejar huella”, aventura la productora catalana. Por este motivo, Baur se decidió a “recoge el espacio tal cual como lo había quedado, se llevaron los muebles, los hierros, las puertas, por supuesto, de los papeles, no queda ni uno. No existían ni los planos del edificio, para construir el espacio museístico, los organismos de derechos humanos tuvieron que encargar el plano a un arquitecto. Si él se hubiera propuesto hacer una película con archivo, no habría tenido forma”, subraya.




Las circunstancias marcaron un ámbito característico, el campo, que es a su vez el personaje de la película, pero, en cualquier caso, la forma que toma el relato no está tanto marcado por las circunstancias como por una decisión personal del director, que se propuso “retratar su experiencia, la de él ante ese espacio; Pablo intenta ponerse en el lugar de la gente que estuvo detenida en se lugar, pero siempre desde el presente”. Decidió a propósito no contar con entrevistas ni testimonios, es una decisión “difícil”.

De ahí que, aparte del propio espacio, la narración no es tanto de los sucesos que ocurrieron en el centro de detención, los testimonios directos, sino una serie de relatos numéricos, descripciones de lo que se ve por una ventana, del tipo de árbol que se ve a través de ellas…, de las medidas de cada ámbito del edificio… Se trata de imaginar cómo estaban y vivían allí los detenidos.

Baur recurre a una descripción a partir de imágenes y con el uso de los números, de relatos numéricos relativos a cifras, medidas, con las que aspira a “llegar a los sensitivo y lo sensorial a través de descripciones más extraídas de cualquier tipo de sentimiento”, con la paradoja de contar con un objetivo final que es llegar a lo más hondo del sentimiento del público, a conseguir en él una percepción sensitiva y emocional de lo que sucedió en La Perla.

“El público se queda muy sorprendido por el planteamiento de la película, porque no es lo que se ofrece cuando de forma automática suponemos que nos vamos a encontrar en una película de temática de memoria histórica de la dictadura argentina”, apunta la productora.

Pablo Baur (Córdoba, Argentina, 1966), es director, productor y guionista de documentales. Formado como Master en Películas Documentales en Barcelona, es también director y co-fundador del Postgrado en Documental Contemporáneo de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina (UNC) desde 2012. Sus películas han sido seleccionadas en varios festivales internacionales como el Festival de Cine de Málaga, Documenta Madrid, Punto de Vista (España), Festival de Cine de Mar del Plata (Argentina), Gante (Bélgica), Cine Latino de Toulouse (Francia), entre otros.

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram