Tenerife refuerza la prevención y control de incendios con un operativo de 293 personas

En campaña tendrá como medios propios dos helicópteros ECURIEL AS350 B3 con base en el aeropuerto Tenerife Sur, tres autobombas nodriza con capacidad para 9.000 litros, 19 autobombas forestales con capacidad de 3.500 a 5.000 litros, 29 autobombas ligeras pick-up de 500 litros y un vehículo de Puesto de Mando Avanzado.

El presidente del Cabildo insular de Tenerife, Pedro Martín, ha presentado hoy la campaña contra incendios forestales para este año, con un operativo que, en total, destinará 293 especialistas y cuyo presupuesto es de 3.590.179€  euros.

Acompañado de la responsable del área de Medio Natural y Seguridad, Isabel García, y del jefe de servicio de la Unidad de Forestales, Pedro Martínez, el presidente del Cabildo concretó que al igual que en 2020, la campaña tinerfeña trasciende a los meses de mayor incidencia marcados por el Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Incendios Forestales de la Comunidad Autónoma de Canarias (Infoca), que van desde junio a septiembre, ampliándose 8 meses, dos por delante y dos por detrás, es decir, desde abril a diciembre. En estos cuatro meses –dos previos y dos posteriores- se realizan labores de mantenimiento y preparación de las masas forestales.

Martín apuntó que “la preocupación por incrementar la seguridad y todo aquello que esté relacionado con la prevención de incendios ha sido un interés de este grupo de Gobierno desde el primer momento, y como resultado hemos podido comprobar en este año y medio cómo hemos incrementado la dotación de medios tanto de Bomberos como de las Brigadas Forestales”, y añadió que se han tomado decisiones como “ampliar los horarios de Cecopin a 24 horas los 365 días, lo cual no ocurría hasta hace un año y medio, además de aumentar los periodos de la campaña contra incendios forestales, y que no fueran solo los del verano”.

“El cambio climático hace que los periodos de campañas contra incendios forestales conlleven nuevas magnitudes de riesgo en las zonas rurales que se agudizan, además, por el abandono agrícola y los fenómenos extremos de lluvia y sequía, que generan una mayor acumulación de material combustible de la vegetación en algunos lugares de la isla”, indicó la consejera de Gestión del Medio Natural, Isabel García, quien añadió que “por esta razón, hay que reforzar la respuesta inmediata y los trabajos preventivos con la mejora de las masas forestales que eviten incendios en zonas periurbanas de alta peligrosidad para la población”.

En dicha conferencia de prensa participó también el jefe de la Unidad Operativa Contra Incendios Forestales, José María Sánchez Linaje, quien detalló la composición de las brigadas, además de indicar que también se dispone de siete cañones de alta presión que se conectan a la tubería de la dorsal de cumbre de la isla y dos depósitos portátiles de 20.000 litros.

De esta manera, durante este verano se activarán 293 trabajadores a la campaña de los cuales 162 son personal propio del Cabildo, que tendrá como medios propios dos helicópteros ECURIEL AS350 B3 con base en el aeropuerto Tenerife Sur, tres autobombas nodriza con capacidad para 9.000 litros, 19 autobombas forestales con capacidad de 3.500 a 5.000 litros, 29 autobombas ligeras pick-up de 500 litros y un vehículo de Puesto de Mando Avanzado.