Provoca un siniestro vial en la TF-65 San Miguel, triplicando la tasa máxima de alcoholemia

El varón fue sorprendido por los agentes con motivo de su implicación en un siniestro vial producido en la carretera TF-65- San Miguel de Abona.

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Destacamento de Tráfico de Granadilla de Abona, han instruido diligencias en las que investigan a un varón de 56 años de edad, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, por conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Los hechos ocurrieron a las 19:00 horas aproximadamente del pasado día 01 de diciembre del actual, cuando los agentes de la Guardia Civil fueron requeridos para acudir al km.8,700 de la carretera TF-65- término municipal de San Miguel de Abona, con motivo de un siniestro vial consistente en salida de vía de un turismo, con el resultado de daños materiales.

Tras ser requerido el conductor para que se sometiera a las pruebas de alcohol,  éste arrojó un resultado positivo de 0,99 mg/l. en la primera prueba y de 1,09 mg/l en la segunda prueba.

Seguidamente, los agentes del Destacamento9 de Tráfico, informaron al conductor que iba a ser investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, por conducir un vehículo a motor triplicando de su límite la tasa de alcohol en aire espirado en más de 0,60 mg/l.

Normativa aplicable

El capítulo IV del vigente Código Penal tipifica los delitos contra la seguridad vial y establece las siguientes penas por superar la tasa de alcohol establecida y que es la siguiente.

Artículo 379.2 y 383

DELITO PENAS
 

 

ALCOHOL

Tasas superiores a:

– 0.60 mg/l en aire.

– 1,2 gr/l en sangre.

 

Prisión de tres a seis meses o  multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30  a 90 días, y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años.
Negativa a someterse a las pruebas. Prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir de uno a cuatro años