Encuentran en Gran Canaria a 2 tortugas enredadas en 17 kilos de redes

Un corredor alertó a las autoridades de que un señor jubilado halló dos tortugas enredadas en mallas en El Confital y las cuidó hasta la llegada del personal especializado.

Los animales fueron trasladados a las dependencias del Cabildo, donde fueron liberadas de 17 kilos de redes y salvadas.

En dos semanas serán devueltas al mar sanas y salvas.

Un jubilado, que recorre asiduamente la costa de El Confital amontonando residuos tirados por otras personas donde no se deben, encontró el pasado 10 de diciembre dos tortugas enredadas en mallas, así que pidió ayuda a un corredor, que se encargó de llamar al 112 y cuidar de ellas hasta que llegó el personal del Cabildo, que las ha salvado y pronto serán devueltas al mar, pero quería hacerlo de la mano de estas dos personas, por lo que la Institución insular lanzó un llamamiento en Twitter para localizarlas.

Finalmente una persona llamó para informar de que se trata de un jubilado, aún misterioso porque está por identificar, si bien varios vecinos de la zona ya están pendiente para avisarlo cuando lo vuelvan a ver, y un corredor, que dejó un comentario en la cuenta de Twitter del Cabildo.

El objetivo es que participen en la suelta de estas tortugas y, sobre todo, que su actuación sirva de ejemplo porque fue de libro. El señor jubilado porque no solo se ocupa de mantener limpia la costa de El Confital de manera voluntaria, sino porque encontró los animales y pidió ayuda, y el corredor porque dejó su entrenamiento, llamó al 112, bajó al lugar, merodeó hasta que localizó las tortugas, y las remojó hasta que llegó la Policía Local y el personal del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Cabildo.

Su actuación fue de libro según los especialistas también porque no intentó liberar a las tortugas de las redes, ya que si bien pueden cortar el grueso, todo lo que esté en contacto con su piel debe ser dejado a los especialistas, que a veces precisan hasta bisturí para liberarlas de la carga.

El devenir de estos dos ejemplares, uno de 3 kilos y el otro de 4, era perecer, ya que trataban de sobrevivir con 17 kilos a cuestas, el equivalente a 150 kilos si se tratara de una persona.

Las tortugas ya nadan en piscinas de Taliarte y son vigiladas, pues Europa quiere que estos animales sean indicadores del estado de contaminación de los mares, así que una vez que se confirmen los datos de que sus organismos funcionan correctamente, serán liberadas en aproximadamente dentro de dos semanas.

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram