Canarias presente en la feria B-Travel con el objetivo de fomentar el turismo de experiencias entre los peninsulares

El Archipiélago canario mantiene su apuesta por la digitalización y sostenibilidad de los espacios expositivos y cuenta con un stand formado por módulos táctiles.

Turismo de Islas Canarias, entidad dependiente de la Consejería de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, participa en B-Travel, el salón especializado en turismo de experiencias para el público final, que se celebra en la Fira de Barcelona del 11 al 13 junio. En esta edición, la número 28, y bajo el nombre de REACTIVA-T, se pone especial énfasis en la reactivación de las empresas, destinos e instituciones con el objetivo de impulsar el turismo interior, rural, cultural, eno-gastronómico, industrial, activo y sostenible, en un contexto muy complejo. La celebración de este tipo de encuentros de manera presencial refleja que ya se ha iniciado el camino hacia la recuperación del sector y se trata de la primera feria que retoma el formato presencial en la Fira de Barcelona.

En este sentido, el Archipiélago acude a esta feria con el objetivo de consolidar la atracción del turista peninsular, el tercero en importancia para el destino canario. Un segmento que, pese a la pandemia, fue el que mejor comportamiento registró el pasado año. Según el ISTAC, durante 2020 aumentó significativamente el peso del turismo nacional, del 13% al 25%. Se trata, además, de un visitante fiel, ya que 7 de cada 10 son repetidores y el 64,3% acude al menos una vez cada año. En este sentido, y debido a las restricciones que todavía se mantienen sobre la movilidad, aspectos como la cercanía, la seguridad sanitaria y los espacios al aire libre, especialmente las vacaciones de sol y playa que ofrece Canarias se convierten en grandes alicientes para los turistas nacionales.

La participación de Canarias en B-Travel coincide con la campaña de la Consejería de Turismo del gobierno regional que tiene actualmente activada para captar al turista nacional, a la que se ha destinado dos millones de euros y que busca empatizar con la situación anímica del potencial visitante que comienza a ver un horizonte más optimista.

Un stand canario digital y sostenible

Fuerteventura, Lanzarote, Gran Canaria, Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro son las islas representadas en esta feria. El stand, cofinanciado en un 85% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y con una superficie de 49 metros cuadrados, dispone de ocho puntos de información de módulos táctiles, los mismos que se utilizaron en Fitur 2021. Estos módulos están dotados de una pantalla táctil de 24 pulgadas e incluyen la nueva aplicación de geolocalización de recursos turísticos de las Islas para consultarlos de manera interactiva. Cada uno de estos recursos muestra una imagen, un texto explicativo y un código QR que permite acceder desde un dispositivo móvil y así ampliar información.

El espacio destinado al Archipiélago cuenta también con una mesa de reuniones, un pequeño almacén y un cubo con pantallas LED en sus seis caras. La digitalización de estos espacios expositivos refleja la apuesta sostenible de Canarias por reducir cada vez más la distribución de material divulgativo impreso.

Esta 28º edición llega tras un año de paréntesis, ya que en 2020 no se pudo realizar por la pandemia. En 2019, registró un total 35.941 visitantes, 200 expositores y 40 destinos presentes.

La oferta de este evento gira alrededor de diferentes áreas experienciales como B-Delicious y B-Culture (promoción de la cultura gastronómica a través de degustaciones, catas, talleres y demostraciones de grandes chefs), B-Happy (viajes en familia, cruceros y wellness), B-Special (turismo de compras y nuevo lujo), B-Adventure (turismo deportivo y de aventura) o B-Industrial (turismo interior, rural, activo y sostenible).