Una historia de superación para las personas mayores

La Abu Elicia durante la presentación de su libro en el Centro Cultural de Los Cristianos.

La presentación de su libro, “Los Consejos de la Abu Elicia” nos trae un ejemplo de superación y demuestra que se puede recuperar las ganas de vivir.

Elicia Vargas presentó un libro de hierbas medicinales en el Centro Cultural de Los Cristianos, pero más allá de la presentación nos dejo un ejemplo de superación, contó a los presentes la gran depresión en la que se encontraba, no tenias ganas de vivir, la tristeza la embargaba y no se sentía motivada, en el centro donde se encontraba consiguió el apoyo de dos chicas jóvenes profesionales, ellas la acogieron y poco a poco la fueron motivando con cariño y amor, le insistieron que escribiera un libro para que se entretuviera y Elicia pensó que como sabía y le gustaba la hierbas medicinales trataría de hacer ese libro que le cambiaría la vida, ahora quiere nadar, bailar y escribir.




Le dejamos una carta que nos envió Elicia en la que nos cuenta su experiencia, esperamos que muchas personas mayores se motiven para que puedan dar un cambio, el camino no acaba hasta el día que dejemos este mundo.

Me llamo Elicia Vargas Sosa tengo 76 años .

He escrito una recopilación de hierbas medicinales para sentirse mejor.

Pero antes de hacerlo y surja la idea ha tenido que pasar cosas , en un momento que yo me encontraba muy mal y pensé que todo se acababa que era el final, me sentía como si un pájaro grande volaba por el cielo y quisiera atacarme con unos ojos y una mirada de miedo venia directo hacia a mí, pero cuando faltaba pocos metros me miro y hizo un giro de 180 grados y desapareció, en ese momento comprendí que tenía que hacer algo  me apunte en centro terapéutico en el cual asistía 2 veces a la semana, en la cual la terapia consistía en estimular la memoria. 

Empecé a sentirme mejor y fueron ellas las que me estimularon para que escribiera esta recopilación, empezar a hacerlo fue como volver a vivir, a sentirme bien, estaba entusiasmada buscando información lo pasaba a una libreta y luego lo trascribía a un ordenador, hasta  que por fin lo termine con un gran esfuerzo pero lo logre. Lo único que pudo decir es que si alguien tiene una inquietud, nunca es tarde, tenga la edad que se tenga, en mi caso estar mentalmente y físicamente bien, porque lo importante es no dejar de hacer cosas, siempre dentro de la posibilidad de cada uno, mis aficiones eran 2, ahora son 3: nadar, bailar y escribir .  

Se el primero en comentar en "Una historia de superación para las personas mayores"

Deja tu comentario