Detectan en Tenerife desde el mes de junio, un total de 20 infracciones en materia de pesca

Se ha propuesto para sanción a ocho personas en relación a infracciones en materia de pesca y marisqueo.

Se ha aprehendido un total de treinta y cinco kilos de lapas y doce de pulpos.

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes a patrullas del Servicio de Protección de la Naturaleza y de Fiscal y Fronteras, detectan desde el mes de junio, un total de 20 infracciones en materia de pesca y 2 de consumo.

Dentro de las funciones que atribuye la Ley orgánica 2/86 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en la que se encomienda a la Guardia Civil “velar por el cumplimiento de las disposiciones que tiendan a la conservación de la naturaleza y medio ambiente, de los recursos hidráulicos, así como de la riqueza cinegética, piscícola, forestal y de cualquier otra índole relacionada con la naturaleza” y la seguridad alimentaria.

Las Unidades de de la Guardia Civil SEPRONA y PAFIF´s, adscritas a la Compañía de la Guardia Civil en el Puerto de la Cruz, han propuesto para sanción a ocho personas en relación a infracciones en materia de pesca y marisqueo, siendo que los diferentes infractores han sido sorprendidos realizando dichas actividades careciendo de la correspondiente licencia, en zonas de veda o realizando prácticas prohibidas.

Una de las infracciones detectadas corresponde con la obtención de lucro de esta actividad,  sorprendiendo a una persona realizando una venta de lapas en plena vía pública por la cual solicitaba el  precio de diez euros el kilo de lapas. La norma establece que en la pesca recreativa, las capturas se destinarán únicamente al consumo  propio del deportista o serán entregadas a instituciones con fines benéficos quedando prohibida, cualquier actividad lucrativa o comercial, por lo que los agentes de la Guardia Civil procedieron la propuesta para sanción de esta persona.

Del resultado de las infracciones observadas, se han aprehendido un total de treinta y cinco kilogramos de lapas (patella tenuis cretense) y doce  de pulpos (octopodos), siendo las mismas entregadas en instituciones benéficas o centros de acogida para su consumo. Destacando, que una de las zonas donde tuvo lugar una de las aprehensiones más importantes, con 17 kilogramos de lapas, fue en la zona de Teno, lugar de veda permanente para este tipo de prácticas.

La colaboración entre ambas Unidades de la Guardia Civil ha llevado también a realizar inspecciones en locales dedicados a la restauración de pescado y marisco, siendo detectado en uno de ellos, las cantidades de nueve kilogramos de pescado, viejas (sparisoma cretense), y nueve de lapas sin el correspondiente etiquetado o trazabilidad del producto, que además, se encontraba mal envasado. Por lo que además de la propuesta para sanción, la mercancía quedó precintada para su destrucción por parte de una empresa especializada, ya que no es apta para el consumo.