Vilaflor | ABISUR analiza la situación de la infancia y las familias tras la crisis del coronavirus

Profesionales de los Ayuntamientos del sur de Tenerife analizan la realidad de la infancia y las familias ante la nueva normalidad y el impacto de esta crisis sanitaria en aquellas familias que ya se encontraban en una situación vulnerable.

El pasado mes de junio el Colectivo de Equipos Municipales de Infancia y Familia del Sur de Tenerife, ABISUR, mantuvo una reunión ordinaria en el SIEC de San Isidro, en la que se analizó la situación de la Infancia y las familias más desprotegidas del sur de la Isla. Profesionales de la Psicología, el Trabajo social, Pedagogía y Educación Social entre otros, que forman parte de los Equipos municipales, coinciden en apuntar que el confinamiento adoptado por el Gobierno mediante el estado de Alarma, ha tenido un fuerte impacto en toda la sociedad, pero especialmente en aquellas familias con niños y niñas que ya se encontraban en una situación vulnerable.

Desde los Equipos municipales se demanda una mayor atención a la infancia y las familias, con una mirada más atenta y profunda a sus necesidades y demandas, y señalan varios factores de riesgo, detectados en la mayoría de los casos, tras esta pandemia: Incremento del riesgo de exclusión social, inseguridad económica de las familias, el cierre de escuelas y recursos de ocio (parques y ludotecas), la conciliación familiar y personal, la violencia, la ausencia de habilidades ante la novedad de la situación, incremento de casos de salud mental, etc. Además de la problemática persistente de los propios equipos en los que existe mucha rotación del personal, en muchas ocasiones no hay un equipo interdisciplinar, el personal del área se ha visto obligado a trabajar en otras áreas que durante esta crisis se han visto colapsadas, la inexistencia de protocolos específicos  de COVID- 19 que garantice la seguridad durante las intervenciones, entre otras. Quedando de esta forma las familias desamparadas y sin ese acompañamiento fundamental de profesionales especializados.

El colectivo Abisur confía en que la situación mejore y para ello trasladará este análisis DAFO a sus responsables políticos, así como a la Unidad de Infancia del Cabildo Insular y la Dirección General de Infancia y Familia del Gobierno de Canarias.