Noticias Tenerife ¿Recibe llamadas no deseadas? Aprenda a protegerse del acoso telefónico

- Publicidad -

¿Recibe llamadas no deseadas? Aprenda a protegerse del acoso telefónico

Cómo librarse de las llamadas comerciales no deseadas y de las intimidaciones por teléfono

El teléfono puede ser una herramienta muy útil para comunicarse con familiares, amigos o clientes, pero también puede convertirse en una pesadilla si se recibe constantemente llamadas no deseadas de personas o empresas que quieren vender algo, cobrar una deuda o simplemente molestar.

Estas llamadas pueden afectar a la tranquilidad, la privacidad y la seguridad de las personas que las sufren, y en algunos casos pueden llegar a constituir un delito de acoso.

¿Qué es el acoso telefónico?

El acoso telefónico se produce cuando una persona se pone en contacto con otra por teléfono de manera insistente y reiterada, normalmente profiriéndole amenazas, insultos, humillaciones o realizando cualquier tipo de conducta que menoscabe su integridad moral o haga ver que está en riesgo su integridad física.

El acoso telefónico puede tener diferentes motivaciones, como el despecho, la venganza, el chantaje, el cobro de deudas o incluso la publicidad agresiva.

¿Qué dice la ley sobre el acoso?

El Código Penal español tipifica el delito de acoso en su artículo 172 ter, y establece penas de prisión de tres meses a dos años o multa de seis a veinticuatro meses para quien acose a una persona y altere gravemente el desarrollo de su vida cotidiana.

Para que se considere delito, es necesario que las llamadas sean frecuentes y persistentes, que no estén autorizadas por la persona que las recibe y que afecten a su libertad o a su patrimonio. Además, la pena se agrava si la víctima es especialmente vulnerable por razón de su edad, situación clínica u otras circunstancias.

¿Qué hacer si se recibe acoso telefónico?

Si se recibe acoso telefónico, lo primero que hay que hacer es intentar identificar al autor de las llamadas y solicitarle que cese en su conducta.

Si no se consigue o no se atiende la petición, se puede bloquear el número desde el propio teléfono o mediante aplicaciones específicas. También se puede solicitar a la compañía telefónica que restrinja las llamadas entrantes de dichos números o que le cambie el número de teléfono por tal motivo como una medida más extrema.

Si las llamadas persisten o son muy graves, se puede denunciar el acoso telefónico ante la policía o la guardia civil, aportando todas las pruebas posibles, como el registro de llamadas, los mensajes recibidos o los testimonios de testigos. La denuncia puede dar lugar a una investigación penal y a una posible condena al autor o autora del acoso.

Por otra parte, si las llamadas provienen de empresas que quieren ofrecer productos o servicios no solicitados, se puede solicitar la baja de los servicios de publicidad y marketing de estas compañías o inscribirse en el registro de exclusión publicitaria Robinson, que impide que se utilicen los datos personales para fines comerciales sin consentimiento.

¿Qué es el registro de exclusión publicitaria Robinson?

El registro Robinson es un servicio sin coste que ofrece la Asociación Española de Economía Digital (ADIGITAL) para que los consumidores puedan apuntar sus datos y no recibir publicidad no deseada por teléfono, correo postal, correo electrónico o SMS/MMS.

Las empresas que quieran hacer publicidad deben consultar el registro y no enviarla a las personas apuntadas. Pero el registro no evita que se reciba publicidad de las empresas con las que se tiene un contrato o con las que se ha dado permiso para ello.

Para apuntarse al registro Robinson solo hay que entrar en su página web y seguir los pasos. Se puede escoger el medio o canal de comunicación por el que no se quiere recibir publicidad y se puede cambiar o borrar la inscripción en cualquier momento.

La inscripción puede tardar en funcionar hasta dos meses, porque es posible que los datos ya estén siendo usados por alguna campaña publicitaria en marcha.

¿Cómo prevenir el acoso telefónico?

Para prevenir el acoso telefónico, es conveniente seguir algunas recomendaciones, como:

  • No facilitar el número de teléfono a desconocidos o a empresas que no ofrezcan garantías de confidencialidad.
  • No contestar a llamadas de números ocultos o desconocidos si no se espera ninguna comunicación importante.
  • No devolver las llamadas perdidas si no se reconoce el número o si se trata de prefijos internacionales o de tarificación especial.
  • No proporcionar datos personales ni bancarios por teléfono si no se tiene certeza de la identidad y la legitimidad del interlocutor.
  • No caer en provocaciones ni entrar en discusiones con los acosadores telefónicos, ya que pueden aumentar su hostigamiento.
  • No aceptar ofertas ni contratos verbales por teléfono sin verificar previamente las condiciones y los derechos del consumidor.

El acoso telefónico es una práctica abusiva e ilegal que puede causar mucho daño a las personas que lo padecen. Por eso, es importante conocer los derechos y las opciones que se tienen para protegerse del acoso telefónico y para denunciarlo si se produce. Así, se podrá disfrutar de una comunicación telefónica segura y respetuosa.

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias