Noticias Tenerife Santa Cruz ejecuta el proyecto que beneficiará al distrito Suroeste con agua desalada para 2026

- Publicidad -

Santa Cruz ejecuta el proyecto que beneficiará al distrito Suroeste con agua desalada para 2026

Inicia la ejecución de los tramos B y C del proyecto de canalización de abastecimiento Ofra-El Chorrillo

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, en colaboración con la Empresa Mixta de Aguas (Emmasa), parte del grupo Sacyr, ha dado luz verde a la ejecución de los tramos B y C del proyecto de canalización de abastecimiento Ofra-El Chorrillo.

Este proyecto permitirá que, a partir de 2026, el distrito Suroeste se beneficie del agua procedente de la Estación Desaladora de Agua de Mar de Santa Cruz.

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, ha expresado su satisfacción por el inicio de esta obra, que permitirá a los residentes del Suroeste tener un acceso más amplio al agua y beneficiarse del suministro de la desaladora. Esta iniciativa es de gran importancia para el municipio y, en particular, para el distrito.

Carlos Tarife, concejal de Servicios Públicos, ha destacado que este es un día de celebración, ya que estos trabajos permitirán garantizar el suministro de agua a unos 50.000 residentes del Suroeste, independientemente de las precipitaciones registradas y del transporte a través de canales como los de Aguamansa, Portezuelo y Araya.

La canalización del agua producida por la Estación Desaladora de Agua de Mar de Santa Cruz de Tenerife es una de las acciones previstas en la planificación hidráulica de la capital tinerfeña. Tarife explicó que, junto con otros proyectos, como la digitalización del ciclo integral del agua o el Plan Vertido Cero, Santa Cruz está avanzando en términos de gestión del agua, eficiencia y sostenibilidad.

Santiago Díaz Mejías, concejal del distrito Ofra-Costa Sur, ha señalado que los residentes que actualmente reciben agua de los canales insulares de transporte de recursos hídricos “tendrán garantizado el suministro” y ya no dependerán de las precipitaciones registradas ni de las incidencias que puedan ocurrir en estas infraestructuras, eliminando así los cortes de agua en esa zona.

El presupuesto para la ejecución del proyecto se incluye en el convenio regulador de inversión Sacyr-Ayuntamiento, que contempla un total de 1.285.559,41 euros para la segunda fase, denominada “Tramo B y C”. Los trabajos tienen un plazo de ejecución de seis meses.

En este sentido, el Ayuntamiento y Emmasa seguirán trabajando para mitigar la crisis hídrica, aprovechando el agua de mar que, gracias al proceso de desalación, permite obtener agua potable con todas las garantías.

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias