Noticias Tenerife La aprobación de la emergencia hídrica para Tenerife es inminente

La aprobación de la emergencia hídrica para Tenerife es inminente

El viernes 1 de marzo, el grupo de gobierno, liderado por la presidenta Rosa Dávila y el vicepresidente Lope Afonso, presentará una moción para abordar la sequía en Tenerife e insta a otros grupos a unirse a la iniciativa

La Isla de Tenerife se enfrenta a una grave sequía, y el Cabildo de Tenerife está tomando medidas para abordar esta crisis.

En el próximo Pleno que se celebrará el viernes 1 de marzo, se presentará una moción para declarar la emergencia hídrica en la isla.

La presidenta del Cabildo, Rosa Dávila, ha hecho un llamado a la unidad, afirmando que “estamos ante uno de los inviernos más secos de la historia reciente y asegurar el agua para el abastecimiento ciudadano y para el campo tinerfeño es un asunto capital que no tiene color político”.

Dávila espera que la iniciativa sea aprobada por unanimidad, ya que, según ella, “vamos a tomar decisiones importantes para afrontar la sequía que padecemos. Los tinerfeños no ven diferencias ideológicas en esto y no se entendería que los grupos políticos las tuvieran. Confío en que ningún partido responsable se quede fuera”.

En ese sentido, el PSOE ya se ha pronunciado y ha indicado que “no se oponen a la declaración de emergencia hídrica”, sin embargo, el expresidente insular, Pedro Martin ha propuesto un plan de acción para abordar la crisis con cinco medidas y dos estrategias para reducir las pérdidas.

El vicepresidente del Cabildo, Lope Afonso, también enfatizó la importancia de la unidad en este asunto, señalando que “ir todos de la mano en un asunto tan importante como éste, ya que la sequía que padecemos traerá graves consecuencias para el sector agrario en Tenerife, lo que hace necesario que habilitemos, de forma urgente, todas las herramientas que estén a nuestra disposición para mitigar, de cara al verano, los efectos de la situación climatológica”.

Recientemente, el Gobierno de Canarias discutió las consecuencias de la crisis hídrica con representantes de todos los Cabildos en una reunión en La Gomera. Desde Tenerife, se ha impulsado un encuentro de trabajo con todas las organizaciones agrarias para informarles sobre la situación, especialmente de cara al verano. Según los representantes de Tenerife, “impulsamos un encuentro de trabajo con todas las organizaciones agrarias, al objeto de informarles de los datos técnicos que barajamos en el Cabildo y la preocupación que nos suscita la situación, especialmente de cara al verano”.

El Consejo Insular de Aguas de Tenerife está siendo instado a procesar la Declaración de Emergencia Hídrica para la isla. Esta moción también solicita que el Consejo y Balsas de Tenerife (BALTEN) evalúen y lleven a cabo todas las acciones posibles para asegurar el suministro de agua a la población y al sector agrícola. Esto incluye medidas preventivas para minimizar pérdidas en la red y promover el uso eficiente del agua.

Además, se propone que tanto el Consejo Insular de Aguas como la consejería de Turismo impulsen campañas informativas. Estas campañas estarían dirigidas a la población en general, con un enfoque especial en turistas y visitantes, y enfatizarían la importancia de un uso responsable de los recursos hídricos.

La moción para la declaración de emergencia hídrica se basa en datos técnicos que resaltan las consecuencias de las anomalías térmicas cálidas y la falta de precipitaciones en los últimos años. También se hace eco de las conclusiones de un informe de BALTEN que señala que estamos presenciando una “sequía extrema y de larga duración en las Medianías de la isla de Tenerife”.

El documento continúa detallando que las precipitaciones han disminuido en todas las estaciones analizadas, entre un 15 y un 40%, mientras que la evapotranspiración ha aumentado principalmente en las Medianías, con incrementos de entre un 10 y un 25%. Esto coincide con el aumento de la temperatura media del aire y la radiación solar. Como resultado, la demanda de agua para los cultivos ha aumentado debido a la disminución de las precipitaciones en torno a un 15 y un 30%.

A 1 de febrero de 2024, tras gran parte de la temporada habitual de lluvias, el nivel de almacenamiento de las balsas de BALTEN se sitúa en el 34,6%, muy por debajo del nivel del mismo periodo del año anterior, cuando alcanzaba el 52%.

Las circunstancias actuales ponen en riesgo la continuidad de los cultivos en gran parte de la superficie agrícola de la isla, especialmente en las medianías. Esto requiere la implementación de medidas respaldadas por esta declaración de emergencia. Los datos técnicos también indican un riesgo crítico de desabastecimiento de agua en los próximos meses, lo que hace necesarias medidas inmediatas por parte del Cabildo a través de un procedimiento rápido y eficaz.

- Publicidad -spot_img

Articulos anteriores