Noticias Tenerife Persianas alicantinas, útiles para más usos de los que crees

- Publicidad -

Persianas alicantinas, útiles para más usos de los que crees

- Publicidad -Culturarte Granadilla Abona
- Publicidad -

Las persianas llevan siglos formando parte de la decoración de los hogares y edificios de todo tipo alrededor del mundo. Tradicionalmente, se han utilizado para las ventanas, ya sea para preservar la intimidad o mantener el interior a resguardo del sol o las inclemencias climáticas.

Pero las persianas alicantinas sirven para mucho más que eso. Este tipo de persianas, tan clásicas, pero tan de moda siempre, son elegantes y visten cualquier estancia o lugar donde se las coloque.

Ya sea el balcón, la puerta de la terraza, sustituyendo a puertas de armarios o separando espacios; este tipo de persianas son muy versátiles y decorativas. En los siguientes párrafos aprenderás sus diferentes usos y ventajas.

Dónde utilizar Persianas Alicantinas

Como cualquier otra persiana, las alicantinas sirven para amortiguar el exceso de luz solar y proteger de insectos. También puede regular la temperatura de los espacios donde se instalan. Todas estas ventajas, además de su estilo único, hacen que, colocarlas en determinados lugares sea una idea perfecta para sacarles todo el partido que pueden ofrecer.

Para crear sombra en balcones

Utilizando persianas alicantinas en los balcones podrás disfrutar de un estupendo espacio de sombra al tiempo que permites que las corrientes de aire refresquen el interior. Si pones una persiana alicantina en el marco exterior de las puertas de un balcón conseguirás este efecto doble.

Además, si las dejas caer sobre la barandilla, estarás creando un refugio sombreando donde sentarte a leer un libro, tomar un aperitivo o relajarte al aire libre, pero con la protección de los rayos solares. Por eso, en muchas ciudades durante el verano, se ve como este tipo de persianas sobresalen de las barandillas de los balcones.

Para separar ambientes

Puedes utilizar las persianas alicantinas para separar ambientes dentro de casa. Puedes, por ejemplo, separar la cocina del salón, si dispones de un espacio reducido o vives en un loft. También sirven para sustituir a las puertas y preservar la intimidad de los dormitorios o para separar una zona de trabajo o estudio dentro de un mismo espacio.

Para protegerte de los rayos solares

Ya sean las ventanas de la cocina, el cuarto de baño o el salón, las persianas alicantinas mantendrán los rayos solares controlados, dejando que entre la luz, pero sin que entre todo el calor indeseado.

Así no solo estarás manteniendo la temperatura ideal en el interior, sino también protegiendo el mobiliario y otros objetos del desgaste por exposición directa al sol.

Como sustitutas de puertas de armarios

Si tienes armarios empotrados y quieres maximizar el espacio de tu dormitorio, las persianas alicantinas son la respuesta. Ya no tendrás que lidiar con los problemas de espacio que suponen las puertas batientes, o incluso las correderas, una persiana alicantina hará la misma función sin ocupar espacio alguno. Además, aportarán el toque sofisticado y estilo que escojas.

Recuerda que las persianas alicantinas se pueden personalizar, no solo en cuanto a las medidas, sino también en relación con los materiales y los colores. Puedes optar por persianas de madera, barnizada, en madera natural o pintada en el color que prefieras. También son perfectas para estantes y armarios del resto de la vivienda.

Crea tu propio estilo

Las persianas alicantinas se adaptan a tu gusto, así, puedes encargar persianas con diferentes medidas, según el lugar donde vayas a instalarlas, ya sean espacios cuadrados, rectangulares, triangulares o incluso abovedados.

En cuanto a los colores, en PVC y madera dispones de una amplia gama de tonalidades: azules marinos, verdes eco, maderas naturales, etc.

Además, son muy sencillas de instalar y desinstalar, lo que les confiere una ventaja añadida que es la movilidad. Puedes instalar persianas alicantinas en verano y quitarlas en invierno. O colocarlas temporalmente para un evento o durante una temporada determinada. Esta característica las convierte en un elemento único.

Cómo es su instalación

La instalación de este tipo de persianas es muy fácil. Una vez y hayas elegido el lugar donde vas a colocar la persiana, divide en cuatro partes la parte superior de la persiana y coloca los cáncamos a ¼ de distancia de los extremos. A continuación, debes marcar el emplazamiento en la pared guiándote por los ojales de los cáncamos que ya has colocado.

Si vas a colocar la persiana alicantina en el techo o en el interior del hueco del marco, deberás insertar las hembrillas. En caso de colocarla en el hueco exterior, lo mejor es que utilices alcayatas. A modo resumen, en interior, tendrás un total de 4 hembrillas abiertas, y en exterior 4 alcayatas, lo que supone dos cáncamos por persiana, en caso de que utilices dos de ellas.

No obstante, ante cualquier duda de instalación, siempre es recomendable que preguntes al fabricante o proveedor donde hayas adquirido las persianas alicantinas. No tendrán ningún inconveniente en ayudarte, y en caso necesario, enviarte un técnico para que haga la instalación allí donde lo necesites.

- Publicidad -spot_img

Articulos anteriores