Tres municipios del sur de Tenerife se inspiran en la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria

Mancomunidad de Abona

Los municipios de Arico, Granadilla de Abona y San Miguel de Abona se hallan en plena creación de la Mancomunidad del Sureste de Tenerife.

Los alcaldes de Arico, Granadilla de Abona y San Miguel de Abona, Sebastián Martín, José Domingo Regalado y Arturo González, respectivamente, visitaron durante el día de ayer las instalaciones de la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria, para conocer de primera mano el trabajo que realiza y el manejo de la misma.

Actualmente los tres municipios tinerfeños, se encuentran en plena creación de la Mancomunidad de Abona, en el Sureste de Tenerife, y estos se han visto interesados por “la experiencia, el bagaje de la gestión en materia de agua, agua desalada” y también de los servicios públicos, la cual pretenden usar de inspiración para implantar en la comarca del sureste de Tenerife, explicó en su intervención el alcalde de Arico Sebastián Martín, quien es el presidente de la Comisión Técnica que se encarga de la constitución de la mancomunidad tinerfeña.

La Mancomunidad del sureste de Gran Canaria tiene 32 años de experiencia en los que se han mancomunado los servicios relativos a la desalación de agua, la recogida de residuos, el ciclo de agua y el alumbrado público.

El alcalde de Arico expresó haber ido “a un lugar conveniente y en el momento adecuado” y valoró “la experiencia y el gran camino recorrido de la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria, que es el reflejo en la buena gestión sobre todo en el agua y la energía, pero también en la gestión compartida de los servicios públicos municipales”.

La constitución de la Mancomunidad de Abona ya se ha aprobado en los plenos de los tres municipios mencionados y una comisión técnica se encuentra actualmente redactando los estatutos que previsiblemente serán admitidos el próximo mes de julio.

“Es probable que antes de finalizar el año 2022 los tres municipios estarán constituidos como Mancomunidad y conseguirán prestar servicio a 80.000 personas del sur de Tenerife”, así lo señaló José Domingo Regalado, alcalde de Granadilla de Abona.

Los alcaldes mencionaron que geográficamente los municipios del sureste de Tenerife se parecen a los de Gran Canaria, ya que también cuentan con mucho viento y mucho sol, así como una gran capacidad para la agricultura.

La visita se realizó con el objetivo de “aprender de los beneficios pero también de los obstáculos que han encontrado para no cometer los mismos errores”, aseguró el alcalde de San Miguel de Abona, Arturo González.

Durante su visita los representantes de los consistorios tinerfeños conocieron la instalación fotovoltaica, la desaladora y la depuradora que gestiona la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria, así como el aerogenerador con el que cuenta en las propias instalaciones.

Gran Canaria, un gran ejemplo

La Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria fue creada en 1990 por la necesidad de solucionar la escasez de agua, en su desarrollo ha cambiado la historia de esta comarca ya que en su momento los municipios involucrados eran los menos desarrollados de la isla.

El trabajo mutuo de los Ayuntamientos que se complementan y gestionan la mancomunidad ha creado progreso y oportunidades, así como una mejor gestión de los recursos hídricos el cual es un pilar fundamental en un desarrollo sostenible.

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram