El Cabildo adjudica la segunda fase del saneamiento de Tamaimo en Santiago del Teide

El consejero insular del Área de Cooperación Municipal y Vivienda, Zebenzuí Chinea, asegura que esta actuación, inmersa en el pacto por la activación social y económica de la isla, supondrá una inversión de 600.000 euros y tendrá un plazo de ejecución de diez meses.

El consejero insular de Cooperación Municipal y Vivienda, Zebenzuí Chinea, ha anunciado que el consejo de gobierno insular ha adjudicado la segunda fase del saneamiento en Tamaimo, en el municipio de Santiago del Teide, a la empresa Asfaltos y Obras Tafuriaste, por valor de 587.397 euros, que supondrá “la mejora de la red de aguas pluviales y la red de agua potable para los vecinos de este núcleo de Santiago del Teide”.

La actuación, que tiene un plazo para ser ejecutada de diez meses, forma parte del pacto por la activación social y económica de Tenerife y está adherida al Plan de Cooperación Municipal 2014-2017. Además, “será financiada en un 70% por la institución insular, mientras que el 30% restante será aportado por el consistorio”, ha explicado Chinea.

Por su parte, el alcalde de Santiago del Teide, Emilio Navarro ha expresado que “la colaboración entre administraciones es esencial; sobre todo, últimamente con todo lo que tiene que ver con el cambio climático. Por eso, son fundamentales este tipo de infraestructuras para ir resolviendo un problema de décadas que tienen nuestras islas”; a lo que añadió que “se están dando los pasos necesarios para eliminar los  vertidos al subsuelo y que podamos tener esa buena red de saneamiento en nuestro municipio  y en nuestra isla”.

Concretamente, las obras se desarrollarán en las calles El Cascajo y El Agua y consistirán en la ejecución de una red separativa de saneamiento, así como la renovación completa de la red de abastecimiento de agua potable e incluirá la reposición de los pavimentos afectados, tanto de la calzada como de las aceras.

La actuación contempla, por otro lado, la conexión del colector de aguas negras a la red de saneamiento existente en la calle Real, mientras que la red de aguas pluviales verterá sus caudales al Barranco de Tamaimo.