Unos 30 jóvenes de San Miguel obtienen el certificado de Manipulador de Alimentos

Unos 30 jóvenes del municipio de San Miguel de Abona han obtenido su certificación de Manipulador de Alimentos dentro de los programas de Formación Profesional Básica (FPB) y Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE) que impulsa el Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Educación, en el Instituto de Enseñanza Secundaria (IES). Al respecto, se destaca que el carné de Manipulador de Alimentos, según el Real Decreto Ley 202/2000, es necesario y obligatorio para toda aquella persona o profesional que por su actividad laboral tiene contacto directo con los alimentos para garantizar la máxima seguridad durante todo el proceso de manipulación, desde la producción, preparación, envasado, almacenamiento, transporte, venta, suministro y servicio. Es decir, quienes trabajen en el sector de la hostelería, restauración o alimentación han de disponer obligatoriamente de este tipo de certificación.

La concejala de Educación, Toñi Cabrera, indica que este tipo de carné es necesario “para puestos de trabajo tan diversos como cocineros, chefs, camareros, envasadores, reponedores, dependientes o transportistas, entre otros”. De este modo, la edil resalta que “en nuestro municipio, y en el Sur de Tenerife, la mayor parte de los puestos de trabajo que se ofertan se encuentran relacionados con la hostelería, comercio y sector servicios, por lo que nuestros jóvenes, al obtener este certificado de Manipulador de Alimentos, cuentan con más oportunidades  para acceder al mercado laboral”.