San Miguel invierte 439.770€ en el acondicionamiento de Costa Romba y Charco de Archiles-Playa del Barranco

Unas obras que ya han sido adjudicadas y que el consistorio pretende comenzar en breve.

Ya lo adelantaba el Alcalde, Arturo González hace unas semanas cuando informaba sobre la aprobación de los Pliegos para la licitación de las obras de acondicionamiento de la Playa de San Salvador. En ese momento, el regidor municipal hacía alusión a los proyectos que aún estaban pendientes de adjudicar y que se sumarían a los que ya se están ejecutando en el litoral sanmiguelero con la intención de mejorar su imagen.

Así, ya han sido adjudicados estos trabajos de acondicionamiento de accesos al mar y paseo en la costa de Punta Romba-Golf del Sur, por 243.960 €; y el acondicionamiento de accesos y solárium Charco de Archiles-Playa del Barranco, por un valor de 192.810 €. Unas obras que se pretenden comenzar en breve y que serán asumidas íntegramente por el consistorio sanmiguelero a través de su remanente líquido.

En lo que respecta a Punta Romba, que es el tramo de paseo que va desde el Hotel Naútico hasta el Hotel Vincci Tenerife Golf, se desarrollarán actuaciones tales como la mejora del mobiliario urbano -sustituyendo el deteriorado y completando el resto- el incremento y mejora de las condiciones de accesibilidad y la creación de áreas estanciales vinculadas al paseo, destacando la rehabilitación con nueva pavimentación, iluminación y barandillas en diferentes tramos. En este sentido, González explica que en la actualidad “el paseo marítimo es discontinuo y heterogéneo, no es accesible para personas con movilidad reducida y, dada su antigüedad, se encuentra muy deteriorado por el ambiente salino, tanto el pavimento, como barandillas y mobiliario urbano”. Es por ello que “todas las intervenciones que proponemos están encaminadas a facilitar la accesibilidad y el disfrute del litoral en condiciones de seguridad, así como a su cuidado paisajístico, mejorando y unificando la imagen turística de la costa”.

En cuanto a Charco de Archiles, los trabajos consistirán en la ejecución de una plaza amplia de acceso al mirador, paseo accesible, terrazas para la previsión de kioskos, solárium y duchas, sendas y accesos a la playa. Unas obras con las que, entre otras medidas, “se pretende hacer frente a la situación actual, teniendo en cuenta que el sendero no cumple ni en accesibilidad ni en anchos mínimos, no está adecuadamente iluminado, no posee programación de usos y los accesos al mar tampoco están resueltos, exceptuando un sendero que baja a la playa en el que se han suavizado las pendientes con una rampa escalonada de picón”, explicaba González.

En definitiva, actuaciones que darán un valor añadido a todo este entorno costero del municipio, para el disfrute de residentes y visitantes.