San Miguel ayuda a “Combatir la soledad” con un proyecto para los usuarios del SAD en época de pandemia

Los efectos de la soledad en las personas mayores pueden ser múltiples, sobre todo si la soledad es sobrevenida e inesperada a causa de un hecho tan marcado como el de la pandemia que ha azotado al mundo. Por ello, la concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de San Miguel de Abona, entendiendo que la situación de emergencia sanitaria ha intensificado las condiciones de aislamiento en este colectivo, ha organizado el proyecto “Combatir la soledad”, el cual consistirá en la puesta en marcha de diferentes sesiones en las que se trabajarán áreas como la competencia digital, terapia de bienestar físico o terapia de bienestar mental.

Así lo hacía saber Nuria Marrero, concejala del área responsable, quien explicaba que el proyecto está dirigido a “usuarios y usuarias del Servicio de Ayuda a Domicilio que se encuentren en un estado de soledad habitual o que se han visto obligadas a vivir solas durante la pandemia”. Marrero destacaba cómo la reducción de las salidas a la calle por carecer de compañía “ha podido favorecer el sentimiento de soledad de forma crónica”. Por tal motivo se ha comenzado a trabajar en este proyecto, el cual tiene como objetivos principales el romper ese aislamiento y situación de soledad no deseada; favorecer la autonomía de las personas detectadas a través del SAD y otros casos de aislamiento que se presenten, según sus limitaciones físicas e intelectuales; mantener y estimular capacidades funcionales; mejorar la autoconfianza y autoestima; o promover una mejor calidad de vida, tanto para las personas usuarias de este servicio como para los familiares y cuidadores, entre otros.