19 calles de San Miguel de Abona serán asfaltadas, pero ninguna contará con saneamiento

El PSOE de San Miguel de Abona advierte que, si no se ejecuta la red municipal de saneamiento, los problemas de vertidos serán cada vez mayores.

El PSOE de San Miguel de Abona vuelve a advertir al alcalde y su grupo de gobierno de la necesidad y obligatoriedad de tener una red de saneamiento municipal en orden y funcionando, de lo contrario, los problemas de vertidos serán cada vez mayores.

En este sentido, el concejal José Carlos Rodríguez Rodríguez ha señalado que en el pleno en el que se debatió la propuesta del PSOE, para la ejecución de las obras de la red de saneamiento en la zona media y alta del municipio,  el alcalde justifico el rechazo a esa propuesta diciendo que “la red de saneamiento las iría ejecutando a medida que se realizaran obras de urbanización en las calles”, pero la realidad es que se van a asfaltar 19 calles en el municipio y ninguna de ellas contará con saneamiento, de manera que, en dos o tres años se tendrá que volver a pagar por romperlas, instalar la red de saneamiento y  volverlas a asfaltar.

“Nos hacen gastar a todos los sanmigueleros y sanmigueleras un dinero de manera innecesaria, no hay que ser experto económico para entender que no se puede gastar dos veces en lo mismo, es absurdo”, sentenció el concejal Rodríguez.

La partida presupuestaria con la que se asfaltarán las 19 calles asciende a los 800.000 euros. Es por ello que, explica Rodríguez Rodríguez, “en el caso de San Miguel de Abona, si seguimos derrochando dinero de esta forma, no podremos hacer ningún tipo de inversión y tendremos que volver a endeudarnos con las entidades bancarias por la falta de rigor, seriedad, voluntad y cumplimiento de la ley de quien gestiona la alcaldía sanmiguelera”, puntualizó el edil.

Las calles que se asfaltarán y que no tendrán saneamiento están ubicadas en el casco urbano de San Miguel de Abona, Tamaide, El Roque, Aldea Blanca, Las Zocas, Oroteanda Baja y el camino de La Hoya, por lo visto, la planificación del grupo de gobierno es derrochar, ahora, 800.000 euros en asfaltado y dentro de tres años, se tendrán que volver a realizar  obras en estas calles para dotarlas de redes de saneamiento, pluviales y agua potable, con un costo aproximado de 2,2 millones de euros.

Por último, el edil subrayó que “cada concejal, sea del partido que sea, con sus votos, pueden solucionar o agravar esta situación y desde la oposición lo tenemos claro, pero no así el grupo de gobierno”.

 

YouTube
YouTube
Instagram