Sunglasses Restorer, una empresa canaria en Guía de Isora que cuida tus ojos y te ahorra dinero

“¿Sabías que es posible cambiarle los cristales a tus gafas de sol si están dañados y así no tienes que comprar una gafa nueva? Puede parecer una pregunta de perogrullo, pero es una de las cosas que más costó comunicar en los orígenes de nuestra empresa.”

Sunglasses Restorer es una empresa canaria fundada hace más de siete años y con sede en la localidad de Guía de Isora. Fue creada por dos ópticos-optometristas que vieron un hueco de mercado que en nuestro país no estaba cubierto: el reemplazo de los cristales de gafas de sol.

La parte que más se daña de cualquier gafa, ya sea de sol o de graduado, son las lentes o cristales. Es obvio, porque son la parte que más limpiamos para ver bien. Pero muchas veces esta limpieza no es del todo correcta. Se suele hacer con cualquier cosa que tengamos a mano: camisa, servilleta, toalla, etc. Y claro, pues las lentes no son de cristal de diamante, con lo que tienden a arañarse y por tanto a perder las capas de tratamiento que originalmente tienen.

La inmensa mayoría de los cristales de sol están fabricados con materiales orgánicos: termoplásticos como el policarbonato o el triacetato de celulosa TAC. Atrás quedaron los años en los que los cristales de las gafas de sol (o de las de graduado) estaban fabricados con lente mineral (vidrio).

Las lentes orgánicas tienen una mayor absorción del ultravioleta, no se rompen si se caen al suelo y son, por lo general, más económicas. Es lógico que el sector óptico se abrazara a este tipo de lentes, cosa que redunda en beneficio del consumidor final.

La desventaja que presentan este tipo de cristales es que se arañan más

“Las lentes que más sufren son las que tienen el tratamiento de semiespejado (espejo). Este tratamiento es muy bonito y está muy de moda, pero es extremadamente delicado. Y si no se limpian con cuidado es muy fácil que las lentes se dañen a los dos días”.

Matías nos cuenta la base que les llevó a fundar su empresa

“Con la tecnología actual, podemos “leer” la forma de la gafa original y recortar el cristal de forma individual con el color que cada cliente elija. Lo empaquetamos y lo mandamos a casa. El cliente solo tiene que quitar las lentes viejas y poner las que le enviamos y “voilá”: como si tuviera gafas nuevas”

Esto no es posible con todas las gafas porque no todas tienen una “lectura” fácil, por ejemplo si no tienen una montura completa, las llamadas al aire, o si tienen excesiva curva. Para este tipo de gafas tienen otro tipo de soluciones más estandarizadas.

“Nos centramos en las marcas más vendidas y con mas prestigio: Oakley, Ray-Ban, Rudy Project, Arnette.”

Y qué pasa con la calidad de estas lentes?

«Somos ópticos, en Sunglasses Restorer distribuimos los mismos cristales que te pondríamos en una óptica, de hecho también distribuimos a ópticas de toda España. Las lentes tienen la certificación de calidad de la UE y de la FDA Americana, ya que también distribuimos en el mercado norteamericano».

También distribuyen gafas fotocromáticas y gafas deportivas, diseñadas por Sunglasses Restorer y con una relación calidad precio óptima.

Todo desde Guía de Isora. La pequeña localidad del sur de Tenerife es la base del centro de operaciones de esta pequeña gran empresa.

“He dirigido varios negocios de óptica por la zona y lo lógico era crear empleo para gente con residencia aquí”

La empresa es pequeña pero da trabajo a diez personas entre técnicos de óptica, supervisores de almacén, atención al cliente y marketing.

Este punto es la base de su operativa, ya que todo se comercializa a través de su página web y de otras plataformas como eBay o Amazon.

“Desde el principio tuvimos claro que el negocio estaba en Internet. Cualquier persona de cualquier parte de España puede visitar nuestra web, mirar el modelo de gafa que lleva y pedir sus lentes personalizadas”.

Este modelo de negocio no solo ahorra costes para los consumidores al no tener que comprar una gafa de sol nueva, sino que es respetuoso con el medio ambiente. Aunque las lentes están fabricadas con plástico orgánico, el hecho de no comprar una gafa nueva(que también será de plástico) reduce la huella de carbono.

Por lo que además de estar cuidando tus ojos y ahorrando dinero, estarás contribuyendo a la mejora del planeta.

Sunglasses Restorer además colabora con la Fundación Ojos del Mundo, una ONG que lleva la cirugía oftalmológica a lugares desfavorecidos tanto de España como del mundo, y que evita que muchas personas queden ciegas gracias a una intervención que de no producirse les abocaría a ese desafortunado destino.

Puedes visitar la página web de Sunglasses Restorer en este enlace

https://sunglassesrestorer.es

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram