Una joven granadillera da voz a sus compañeros en el pleno juvenil, resaltando su compromiso con el medioambiente

El pasado jueves 22 de abril mis compañeros de filosofía de 4º ESO y yo tuvimos un pleno con el alcalde y las concejalas de juventud, educación y servicios sociales para presentarles propuestas por parte del IES Granadilla de Abona.

Propusimos distintas ideas, pero personalmente quería presentar el problema de las plataformas petrolíferas y el Hotel de La Tejita, para enseñarles que la nueva generación también se preocupa por estos temas.

Antes de empezar les dije: “Voy a presentarles dos temas un poco complicados, pero a la vez muy importantes” y les expuse los dos conflictos:

“Primero el uso del puerto de Granadilla y los problemas causados por las petrolíferas, especialmente en estos últimos meses, en los que los vecinos se han visto perjudicados por los ruidos y vibraciones que provocaron la falta de sueño, grietas en las viviendas, y el no haber respetado los horarios de descanso, cosa que acabó afectando a la salud de los vecinos de Pelada. Los que se manifestaron el pasado sábado 17 de abril para acabar con este problema. ¿Qué medidas se llegaron a tomar en este tema? Ya que se tiene entendido que los vecinos presentaron sus quejas y no se llegó a comunicar desde las autoridades para poder solucionarlo. Ya que los ruidos y vibraciones pararon gracias a un vecino de la zona, que tuvo que llamar directamente a la empresa de la petrolífera “Diamond Offshore Drilling” en Houston, Texas. Desde donde le comunicaron que nadie les había informado de estas molestias, y procedieron a arreglar el motor que estaba dando problemas.”

“¿Qué serie de medidas se van a tomar respecto a estos problemas por si reaparecen en el futuro? ¿El puerto de granadilla compensa al municipio, respecto al impacto medioambiental, el malestar de los vecinos y el número de puestos de trabajos que da a gente del pueblo?”

A lo que el alcalde y la concejala de juventud me contestaron que se habían puesto en contacto con el Instituto Volcanológico de Tenerife para hacer un estudio de las vibraciones y que no afectaran a los vecinos. Además, me comentaron que como seguirían viniendo petrolíferas de empresas de todo el mundo para repararlas en el puerto, ellos no podían llamar a cada una de ellas para que controlasen los ruidos, y que los vecinos de pelada solo habíamos solucionado el problema de forma temporal.

Por último, les hablé sobre el Hotel de La Tejita:

“La construcción del Hotel de La Tejita ha sido un tema bastante polémico en la opinión popular y hay una gran parte de la población del municipio, especialmente de El Médano, que está en contra del hotel. Esto se debe al gran impacto que acabará causando en la playa, que con el tiempo se puede ver muy perjudicada y si se lleva a cabo este proyecto La Tejita acabará siendo contaminada. Además, ha habido problemas con la ley de costas que cambió de 100 metros a 20 (respecto al nivel del mar) para que la construcción fuese permitida, por lo que se comenzó a hacer de forma ilegal, desprotegiendo la naturaleza local y nuestras costas. También teniendo en cuenta los vertidos producidos por el barco que transporta el combustible para el aeropuerto de Tenerife Sur que son altamente tóxicos para nuestro océano. “

“Debido al cambio de la ley de costas ¿Es el Hotel de La Tejita legal? y ¿Qué solución tienen pensado aplicar cuando ya sea demasiado tarde y la playa se vea dañada ambientalmente por los vertidos y el hotel, y acabe altamente contaminada con el paso del tiempo, cosa que perjudicaría en gran medida al municipio y a sus futuras generaciones?”

El alcalde me respondió que el Hotel era completamente legal y que el proyecto llevaba mucho tiempo en marcha, antes de que el actual grupo de gobierno llegase a la alcaldía, y que si él hubiese estado en aquel momento, hubiese prohibido construir cerca de la costa, pero que ya no está en su mano.

Dijeron que cuando se construyó el centro comercial de La Tejita y los apartamentos de la zona de sotavento, nadie se había quejado, y que realmente para ellos lo más importante era que estuviera todo en regla.

Él nos dio a entender que él como alcalde no se podía posicionar en este tema ya que es un proyecto privado y nuestra opinión no era la opinión de todos, ya que hay sectores a favor del hotel como los transportes o la hostelería local.

También nos explicó que tenían un proyecto para la depuradora y que en el año 2030 no habrá ningún vertido en el municipio.

Yo noté que no esperaban que hablásemos de este tema ya que el ambiente fue un poco incómodo, y creo personalmente que no son conscientes del gran impacto que tendrá el hotel en la playa, sea legal o no.

Cuando acabaron les dije: “Gracias, yo se que es un tema difícil y que con decirlo aquí no vamos a cambiar nada, pero quería comentarlo para exponer nuestra opinión, y gracias por haber intentado contestar”.

Para mí y mis compañeros fue una buena experiencia, lo único que quería conseguir es que vieran que las futuras generaciones como la mía, sabemos que, si no actuamos ya y seguimos destrozando nuestros paisajes, los perderemos.