El punto fijo del ICHH en San Isidro incrementó sus donaciones el pasado año en un 61,88%

El ICHH agradece a la población del sur de Tenerife su compromiso con la donación de sangre durante el año 2020, donde también se incrementaron las donaciones de aféresis en un 53,38 %.

El Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia (ICHH), dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha conseguido unos datos de crecimiento muy significativos durante el año pasado en el punto fijo de donación del Centro de Salud de San Isidro, en el municipio tinerfeño de Granadilla de Abona.

En total, se registraron 2.145 donaciones de sangre, 820 más que en el año 2019, cuando se contabilizaron 1.325, lo que se traduce en un crecimiento del 61,88%. Igual tendencia mantuvo la donación de aféresis, que con 526 donaciones consiguió 183 más que el año anterior, cuando se registraron 343, lo que equivale a un 53,38% de crecimiento. Todo ello a pesar de la pandemia y de los requisitos excepcionales impuestos por el protocolo sanitario COVID-19, aún vigentes, y teniendo en cuenta los cambios introducidos en la logística y en los protocolos de Hemodonación.

Este punto fijo, inaugurado en junio de 2012, se ha convertido en una referencia para la población donante de la comarca sur de Tenerife, que en muchos casos evita esperas a la llegada de un punto temporal a su municipio o traslados innecesarios para donar en los hospitales del Servicio Canario de la Salud. Ubicado en el Centro de Salud de San Isidro, en Granadilla de Abona, está operativo en horario de lunes a jueves de 13:00 a 19:30 y viernes de 8:00 a 14:30 horas.

La importancia de las donaciones de sangre

Donar sangre es un procedimiento médico sencillo por el cual a una persona, de manera voluntaria, se le realiza una extracción de sangre que se utiliza para elaborar medicamentos mediante un proceso de fraccionamiento y análisis, verifica en laboratorio y se trasfunde a otra persona.

La sangre se requiere en muchas situaciones de emergencia y, para ello, se recomienda realizar donaciones periódicas a los adultos que cumplan con una serie de requisitos (edad legal, buena salud, no estar embarazada, etc.)

Con esta materia prima se elaboran productos sanguíneos y, para obtenerla, resulta fundamental concienciar a la población acerca de la necesidad de donar sangre con regularidad y, dado que la sangre no es un recurso imperecedero, recordar que es necesario renovar constantemente los stocks de los bancos de sangre.