Sí Podemos Granadilla rechaza la apuesta del Cabildo a favor de la regasificadora

La coalición considera imprescindible volcarse en el impulso de un nuevo modelo energético, sostenible, que ponga énfasis en la soberanía y el autoconsumo.

La coalición Sí Podemos Granadilla rechaza la apuesta del Cabildo de Tenerife a favor de la regasificadora. “Consideramos imprescindible volcarse en el impulso de un nuevo modelo energético, sostenible, que ponga énfasis en la soberanía y el autoconsumo, es decir, apoyamos un modelo energético que contemple tanto la producción de energía a través de fuentes renovables como una democratización de la forma de producción y distribución, que considere protagonistas de este proceso a la ciudadanía, las pequeñas empresas y las administraciones públicas locales”, asegura su portavoz en el Ayuntamiento de Granadilla, Pedro Hernández.

El concejal de la coalición formada por Equo, Sí se puede y Podemos se refiere al acuerdo adoptado por el Cabildo de Tenerife en el pleno de finales de mayo, a favor de la implantación de una regasificadora en el Puerto de Granadilla, después de que esta iniciativa haya sido descartada por la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, que rechazó a finales de abril la solicitud de la empresa Enagás para establecer en este puerto una planta para transformar en gas natural el gas natural licuado que sería trasladado hasta Tenerife en barcos suministradores.

La coalición recuerda que el consejero canario para la Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, José Antonio Valbuena, aseguró en febrero pasado que el gas natural no tiene cabida en el modelo energético que impulsa su área. Entre las entidades que han emitido informes negativos sobre la regasificadora se encuentran también el Tribunal Supremo, la Comisión Nacional del Mercado de Valores y el Banco Europeo de Inversiones.

“El gas natural es una fuente de energía fósil –recuerda Hernández–, un recurso en retroceso, insuficiente y, por tanto, insostenible, además de ser una energía cara, peligrosa y contaminante”. Igualmente, subraya el concejal que “no contamos con esta energía en las Islas, y, por tanto, habría que trasladarla en procesos costosos y peligrosos para la ciudadanía, mientras que en Canarias disfrutamos de distintos tipos de fuentes de energía renovable”.

“Un modelo energético que sea sostenible y realmente transformador no solo requiere que la energía se produzca a través de fuentes sostenibles, sino que se produzca allí donde se consume, para eliminar los costos de transporte y distribución, que enriquecen a empresas multinacionales y encarecen el servicio, de forma que la población acaba pagando costosos beneficios a estas corporaciones. Apostamos por un modelo de autoconsumo de energía de kilómetro 0, en el que los agentes locales –consumidores, empresas y administración pública– participen en la democratización de la producción y la gestión”, manifiesta el concejal de la coalición.