Granadilla realiza análisis de control de la calidad del agua de mar en las playas este verano

Servicios Generales lleva a cabo esta acción que viene a reforzar la inspección del SCS para garantizar la idoneidad de las zonas de baño.

El Ayuntamiento de Granadilla de Abona, a través de la Concejalía de Servicios Generales cuyo responsable es Marcos Antonio Rodríguez Santana, ha comenzado a ejecutar este mes de julio análisis de control de la calidad del agua de mar en las zonas de baño del municipio para garantizar su idoneidad, teniendo en cuenta la gran afluencia de usuarios durante el verano, tanto a nivel local como insular. El presupuesto destinado a esta actuación, que se desarrollará durante dos años, es de 38.725,44 euros.

Rodríguez Santana explica que se trata de un servicio que ya emprendió la administración local en su costa el pasado verano, independientemente del que desarrolla el Servicio Canario de Salud del Gobierno de Canarias cada quince días. Esta medida, enfatiza el edil, consiste en la toma de muestras para la realización de análisis exhaustivos sobre los parámetros de calidad del agua, “lo que viene a reforzar la inspección que acomete el área de Salud de Tenerife, debido al alto número de visitantes que se registra en el litoral”.

Esta prestación, que se realiza dos veces por semana, contempla un amplia franja de zonas de baño que hasta ahora quedaban fuera del ámbito de las analíticas que realiza el SCS, y son: Cuevas del Trigo, Pelada, La Jaquita, El Cabezo, Playa Chica, El Médano (playa central), Leocadio Machado,  La Tejita, El Chinchorro y Playa Grande de Los Abrigos.

El responsable de Servicios Generales argumenta que la costa de Granadilla de Abona ha sido siempre un destino turístico de referencia por contar con las mejores playas naturales de Tenerife, atrayendo a numerosos visitantes durante cualquier época del año, pero en especial en el periodo estival, a lo que hay que sumar una situación excepcional del último año por la pandemia, en la que muchas familias han optado más por el turismo local e insular.  Agrega que son medidas emprendidas por parte del Ayuntamiento en las zonas de costa, que se suman a otras iniciativas en esta parte del municipio, en aras de contribuir y velar por la seguridad en sus zonas de baño como destino turístico diferenciado, así como uno de los primeros pasos para la consecución de la certificación de calidad de las playas del municipio.

El contenido básico del servicio consiste en la realización de análisis del agua de mar de las zonas de baño indicadas para el control de los parámetros de contaminación, controlándose el índice de enterococo intestinal y escherichia coli. De forma complementaria, también, se está realizando una inspección visual de las zonas de baño y sus playas, informándose sobre el aspecto del agua y de la arena y callaos, entre otras cosas.