Granadilla | Nos deja José Ventura, pastor y guardián de la Cueva del Hermano Pedro

Don José Ventura, fiel guardián de la Cueva y la Obra del Santo Hermano Pedro, quien ejerció últimamente como pastor en varias parroquias del municipio de Granadilla de Abona.

Este hombre recibió  en vida varios homenajes. Destacan la insignia de oro del municipio de Granadilla de Abona y Premio Impulso Sur del Diario de Avisos y también del CIT del Sur entre otros.

Un grupo de empresarios, amigos y ciudadanos de Granadilla quieren promover un monolito con un busto en un lugar digno del municipio ya sea con dinero público o bien suscripción popular.

Hoy se nos ha ido a mejor vida un granadillero ilustre donde los haya, seguro que la historia le tendrá  guardado un espacio importante para que en el futuro  nuestros nietos y bisnietos sepan de la encomiable labor que en su día realizó  éste  vecino luchador y con un corazón tremendo y que llevó a cabo tantas obras importantes en nuestro municipio en favor de los desprotegidos y de la iglesia en general.

La transformación de la cueva del Hermano Pedro y todo su entorno, hoy convertido en lugar obligado de visitar para todos los que creemos en Dios a nivel regional y que él fue su principal valedor para que nuestro Hermano Pedro hoy sea referencia obligada .

La construcción del nuevo templo de San Isidro.

La construcción de la Casa Parroquial de San Isidro.

La nueva construcción de la Iglesia de El Salto

La construcción de la nueva iglesia de El Médano.

Consiguió la recuperación  del órgano de la iglesia de El Médano.

Se restauró la antigua iglesia de El Médano.

La restauración de la iglesia de Los Abrigos y la construcción  de la plaza.

Muchas más cosas que tenía en mente como la construcción  de un espacio para convento de monjas junto a la cueva del Hermano Pedro, pero la vida no le ha dado para más .

La nueva construcción  de una iglesia en Los Cardones que ya está prevista.

Tal vez no hayamos tenido en los últimos 50 años en nuestro municipio una persona tan constante y batallador como ha sido D. PEPE para todos.

Que dios lo tenga en la gloria.

D.E.P.  D. José  Ventura y hasta siempre.

Sergio Farray Delgado

José Manuel Pitti González, también dedicó en su perfil de Facebook una gran referencia sobre la vida y labor de Don José Ventura.

Hoy despertamos con la dolorosa noticia del fallecimiento de Don José Ventura, fiel guardián de la Cueva y la Obra del Santo Hermano Pedro, quien ejerció últimamente como pastor en varias parroquias del municipio de Granadilla de Abona.

Don José Ventura fue -en su fe, en su ejercicio, en su lucha y en su humanidad- una réplica del Santo Hermano Pedro. Yo le llamaba, siempre muy respetuosa y cariñosamente, el “Hermanito Ventura”.

Mis padres, y mi familia toda, disfrutamos de su amistad y de su obra hasta el último de sus días; él ofició las Bodas de Oro de mis padres.

Me viene ahora a la memoria el recuerdo compartido del viaje a Centroamérica y la fecha de la Santificación del Hermano Pedro -30 de Julio de 2002- en el hipódromo de Ciudad de Guatemala, del que adjunto dos fotos; ceremonia oficiada por el Papa Juan Pablo II, durante el que fue, sin duda, uno de los días más felices de su vida.

Don José Ventura, “el hombre que fue Caridad”, siguiendo fielmente el ejemplo de Pedro de San José de Betancur -nombre y apellidos del primer santo de Canarias y de Centroamérica, natural de Vilaflor (21 de Marzo de 1626)-, fue el más perseverante defensor de la Cueva.

El santo lugar estuvo amenazado de demolición cuando se hizo el proyecto del Aeropuerto Tenerife-Sur. En la plenitud del régimen franquista, Don José Ventura organizó un grupo de presión e hizo una sentada de protesta con múltiples vecinos chasneros, tinerfeños y canarios, y, adjuntando fotos del acto, hizo llegar su queja y su preocupación a Madrid.

En una de mis múltiples conversaciones con él, Don José me contó una curiosa anécdota. Operativa ya la primera fase del Aeropuerto, se celebraban las Fiestas Patronales de El Médano -en honor a la Virgen de las Mercedes de Roja-, y, como es tradición, se celebró una exhibición pirotécnica. Algunos voladores alcanzaron la cabina de pilotaje de un avión, de tal forma y manera que, conscientes del malestar de los vecinos, comandante y copiloto pensaron que estaban sufriendo un “atentado terrorista”.

Gracias a la perseverancia de Don José Ventura y un puñado de chasneros, tinerfeños y canarios, en fin, AENA retocó su proyecto original y dejó a salvo la Cueva.

Hoy, con la noticia de la muerte de Don José, se agolpan los recuerdos, con profunda y dolorosa nostalgia.

Nunca conocí a un hombre tan bueno: solidario, fiel, generoso, y, profundamente respetuoso con otros credos, comprometido con los principios y valores de la doctrina cristiana.

La figura de Don José Ventura trasciende el debate religioso. Él fue, independientemente del credo o justamente en su aplicación más pura, un fiel servidor de todos sus vecinos, especialmente de los más necesitados.

Digamos que -tanto como un gran pastor-, Don José fue el mejor Trabajador Social.

Envío mis más sentidas condolencias, en nombre de mi gente, a toda su Familia, especialmente a mi buena amiga Ana Esther Flores Ventura, y a mi pueblo de Granadilla de Abona.

https://www.facebook.com/josemanuel.pittigonzalez/posts/4091750987546517