Granadilla conmemora el centenario del nacimiento del escritor canario Isaac de Vega

Documentales, mesas redondas, tertulias y cuentacuentos forman parte de la programación prevista el viernes 29 y el domingo 30 de mayo.

El Ayuntamiento de Granadilla de Abona, a través de la Concejalía de Cultura cuya responsable es Eudita Mendoza, conmemora el centenario del nacimiento del escritor canario Isaac de Vega, con una oferta de actividades para los días 28 y 29 de mayo, que pretenden poner en valor la figura de uno de los escritores más representativos e impulsores del movimiento cultural y literario fetasiano.

El programa de actos que conmemora los cien años del nacimiento de Isaac de Vega tiene por objetivo hacer un reconocimiento de la obra y vida del que fuera Premio Canarias de Literatura en 1988 y distinguir a uno de los escritores canarios más destacados de la segunda mitad del siglo XX; profundizar en su legado literario y ahondar en su biografía.

El alcalde, José Domingo Regalado, explica que Granadilla de Abona, por ser el municipio donde nació el escritor, será el punto de partida de una programación multidisciplinar que ofrecerá una visión global y para todos los públicos de la figura y la obra de Isaac de Vega, mediante coloquios y mesas redondas, tertulias y cuentacuentos. Por su parte, Eudita Mendoza, además de animar a la población a sumarse a esta celebración, destaca que desde el área de Cultura se quiere de este modo reconocer y ensalzar al autor como uno de sus personajes más ilustres.

Entre las iniciativas proyectadas en Granadilla de Abona, municipio en el que nació Isaac de Vega, hay que citar la proyección de un documental que lleva por título ‘Fetasianos, el laberinto habitado’, el viernes, 28 de mayo, a partir de las 20.00 horas, en el Convento Fransciscano San Luis Obispo. A continuación, se celebrará una tertulia con Juan Cruz e Ignacio Gaspar como invitados y moderada por Eduardo García Rojas. El sábado, 29 de mayo, a partir de las 19.30 horas, en el auditorio del SIEC de San Isidro, toca el turno a ‘Cuadernos de montaje: Fetasa’, un ejercicio de diálogo creativo en el que participarán José Antonio Ramos Arteaga y miembros de la Agrupación de Teatro de Filología. Acto seguido, a las 20.15 horas, habrá una sesión de cuentacuentos, titulada ‘El alma de las cosas’, con narración de cuentos y relatos cortos del escritor granadillero. Y para finalizar, se realizará una adaptación musical basados en textos del autor, titulada ‘Palabras para un conjuro’ por parte de Fernando Senante, Rubén Díaz y Rocío Andrés.

Todos los actos están adaptados a la normativa de la Covid-19 y requieren inscripción previa en la web www.granadilladeabona.org o el enlace//sites.google.com/granadilladeabona.org/isaac/inicio

Vida y obra de Isaac de Vega. Nació en Granadilla de Abona el 7 de noviembre de 1920. Hijo de padres maestros, marchan pronto a un nuevo destino escolar. La infancia y sus primeros estudios se desenvuelven inicialmente en Igueste de Anaga, prosigue luego en Santa Cruz y culmina en La Laguna. Ingresa en la Escuela de Magisterio y realiza dos cursos de Ciencias en la Universidad. Durante los años castrenses no deja de escribir y, en ese ámbito, se sitúan los comienzos de una época formativa y de vocación literaria. Se siente atraído por escritores de la generación del 98, como Pío Baroja, Azorín o Unamuno. Se licencia en 1944 y se incorpora como maestro a diversas escuelas del Archipiélago. Cuando regresa a Tenerife se reencuentra con su amigo Julio Tovar, por cuya mediación conoce a Rafael Arozarena, con quien compartió en el año 1988 el Premio Canarias de Literatura.

Isaac de Vega impulsó el llamado movimiento ‘fetasiano’ en la década de los 50 del pasado siglo junto a Rafael Arozarena, y los autores Antonio Bermejo y José Antonio Padrón. Este movimiento unió a los autores isleños en un afán literario contrario a la literatura que había tenido lugar hasta ese momento, esa literatura realista y social que se presentaba en España, parecía enferma y agotada. Mararía y Fetasa, libros de ambos autores, suponen el arranque de la narrativa canaria de vanguardia. En 1950 aparece su primer cuento, ‘El Alma de las cosas’, y un lustro después colabora asiduamente, con publicaciones de cuentos, reseñas de libros y artículos críticos, en el suplemento Gaceta Semanal de las Artes, del periódico La Tarde. En los años setenta formó parte destacada del denominado Boom de la Narrativa Canaria, y siempre se mantuvo firme, constante y exigente en su quehacer literario durante más de medio siglo.