Granadilla amplía su flota de vehículos para la limpieza viaria y el mantenimiento de espacios públicos y playas

Sermugran invierte 390.000 euros en la adquisición de dos nuevas barredoras y un tractor.

El Ayuntamiento de Granadilla de Abona, a través de la empresa pública Sermugran, apuesta por la realización de inversiones que permitan modernizar y mejorar sus servicios y hacerlos más eficientes para la población. Hoy jueves se celebró el acto de presentación de los tres nuevos vehículos destinados al servicio de limpieza viaria y mantenimiento de espacios públicos y playas, contándose con la presencia del alcalde, José Domingo Regalado; el presidente de Sermugran, Marcos González, y la vicepresidenta de la sociedad municipal, María Candelaria Rodríguez.

La inversión global realizada por la administración pública para la ampliación de la flota de vehículos es de 390.000 euros, de los que 280.000 euros corresponden a dos barredoras y los 110.000 euros restantes es el coste del tractor. Las barredoras son modelo Electra 2.0 y 100% eléctricas, lo que supone menos emisiones de CO2; mientras que el tractor se incorporará al equipo de limpieza de playas, dando mayor cobertura a las zonas de baños del municipio.

El alcalde, José Domingo Regalado, enfatiza la apuesta para invertir en servicios y en bienestar y calidad de vida, dotando a Sermugran de los recursos necesarios y acordes a la demanda, a la vez que se facilita el trabajo y se obtiene mayor eficiencia. Agrega que los nuevos vehículos implican mayor sostenibilidad, con reducción de las emisiones de CO2 y del nivel de ruido, y su tamaño le otorga más accesibilidad y optimización del servicio.

Por su parte, Marcos González asevera que “seguimos modernizando y dotando a nuestros servicios municipales y a Sermugran con las mejores herramientas de trabajo y del mercado; avanzando en sostenibilidad y mejor rendimiento de los recursos. La maquinaria estará plenamente en funcionamiento esta misma semana en las calles, espacios públicos y zonas de baño de Granadilla de Abona”. Por su parte, María Candelaria Rodríguez argumenta que “la apuesta por este tipo de recursos implican mayores cotas de limpieza e incrementar los niveles de satisfacción de la población granadillera, así como facilitar nuevas herramientas al personal de Sermugran en el desempeño de sus funciones que redundará en mejores resultados”.