Granadilla acomete la mejora de la infraestructura viaria de calle El Delgadillo en El Desierto

El presupuesto destinado supera los 30.000 euros y el plazo de ejecución es de un mes.

El Ayuntamiento de Granadilla de Abona, a través de la Concejalía de Obras cuya responsable es María Concepción Cabrera, ha adjudicado recientemente el proyecto de mejora de la infraestructura viaria de la calle El Delgadillo, en el núcleo de El Desierto, destinándose para ello una partida económica global de 31.990,44 euros y un plazo de ejecución de un mes.

El alcalde, José Domingo Regalado, explica que con esta actuación, que empezará a acometerse próximamente, se pretende, por un lado, la mejora del acceso a las fincas rurales de la zona, y garantizar una mayor seguridad a los usuarios; y por otro lado, se propicia el fomento del sector primario y el cultivo de huertas que se encuentran abandonadas en esta parte de las medianías del municipio.

Las obras, que se desarrollarán en un ámbito de 2.480 metros cuadrados y con materiales integrados al paisaje para evitar el impacto visual, contemplan el desbroce y limpieza de los márgenes laterales de la vía eliminando plantas invasoras; la rehabilitación del muro de mampostería de canto blanco del sur y la instalación de elementos de contención de vehículos, entre otras cosas.

Concepción Cabrera argumenta que se trata de dar respuesta a una demanda vecinal en este punto del enclave, ya que la calle El Delgadillo es una vía de doble sentido que discurre por suelo rústico,  y cuyo tránsito resulta complicado en ocasiones, sobre todo en época de lluvia. El objeto de la obra es mejorar la circulación viaria y evitar posibles accidentes, a la vez que se adaptan los usos e instalaciones en la zona de dominio público de carreteras y transportes terrestres y sus servidumbres a la normativa.

Este proyecto se adecua a los objetivos del Programa de Desarrollo Rural de la Región de Canarias, para el periodo 2014-2020, con subvenciones destinadas a apoyar servicios básicos y la renovación de poblaciones en zonas rurales, y a la creación de pequeñas infraestructuras beneficiosas en cuanto a la promoción de la sostenibilidad ambiental y la mejora del paisaje rural.