Podemos pregunta sobre las medidas del IASS en casos de contaminación de instalaciones

Centro de Mayores de Los Cristianos.

La pregunta ha surgido a raíz de la información publicada en los medios a principios de este mes, en la que el Ayuntamiento de Arona comunicó que se trasladó de una planta a otra a todas las personas de un centro de mayores en Los Cristianos, puesto que se había detectado en una de sus dependencias la presencia de chinches.

María José Belda cree que “se ha de incidir en la implementación de planes de prevención que eviten deficiencias sociosanitarias en centros con dichos fines”.

El grupo de Podemos en el Cabildo de Tenerife, en boca de su Consejera Insular, María José Belda, ha preguntado en Comisión Plenaria de la corporación insular sobre qué tipo de actuaciones lleva a cabo el Instituto de Atención Social y Sociosanitaria de Tenerife (IASS) en situaciones que deriven en la contaminación de dependencias sanitarias.

La pregunta ha surgido a raíz de la información publicada en los medios a principios de este mes, en la que el Ayuntamiento de Arona comunicó que se trasladó de una planta a otra a todas las personas de un centro de mayores en Los Cristianos, puesto que se había detectado en una de sus dependencias la presencia de chinches –un insecto de fácil propagación y difícil erradicación- y cucarachas. Dicho centro ha sido subvencionado por el IASS en 2018 por una cuantía de 282.000 euros.

Ante el conocimiento de esa situación, María José Belda ha declarado que “es incomprensible que en cualquier centro de índole sociosanitaria se produzcan estos casos, lo que denota que no se está aplicando un correcto y efectivo plan de prevención contra este tipo de situaciones que afectan a la calidad de los servicios que ofrecen estos espacios, en los que reside un gran número de nuestras personas mayores y se debe cuidar especialmente por su salud”.

En una información publicada recientemente, se ha dado a conocer que la Unidad de Atención a la Dependencia del IASS –que pertenece al Cabildo-, ha atendido este año a 6.000 personas mayores en situaciones de dependencia o con discapacidad. La inversión total para este fin asciende a los 125 millones de euros, orientados a cubrir todas las demandas necesarias por este colectivo.

En esta línea, la Consejera de la formación morada ha reprendido al grupo de Gobierno que se califique este tipo de situaciones como ‘normales’ en este tipo de centros. Belda ha puntualizado “en lugar de que se recurra a protocolos de actuación cuando se producen estos casos, se deberían emplear unos correctos mecanismos de prevención que eviten que se tenga que actuar para erradicar esa clase de problemas”. Para concluir, Belda ha comentado “en instalaciones con fines sociosanitarios, se han de realizar con mayor frecuencia una serie de controles sin previo aviso, para corroborar que se estén aplicando correctamente todas las medidas orientadas a prevenir casos similares al sufrido en el Sur de la Isla y asegurarse de que se cuenta con el personal suficiente para llevarlo a cabo”.

 

Comentarios cerrados.