Pasión, muerte y resurrección en Valle San Lorenzo

Pasión, muerte y resurrección en Valle San Lorenzo.

Un centenar de vecinos de Valle San Lorenzo, Buzanada y La Camella ha representado hoy, en colaboración con el Ayuntamiento de Arona, los últimos momentos de la vida de Jesús a las puertas del inicio de Semana Santa, en una tradición que cumple su décimo aniversario y cuyo éxito llevó a su traslado al terrero de lucha del Valle.

Durante una década, vecinas y vecinos vinculados a las parroquias de Valle San Lorenzo, Buzanada y La Camella ha dado vida, año tras año, a una representación de los momentos más destacados de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo con su propio talento y la activa colaboración del Ayuntamiento de Arona.

No se trata de profesionales, sino de un grupo de aroneras y aroneros movidos por la devoción que ha estado ensayando durante más de dos meses, desde poco después de las fiestas navideñas, para dar vida a uno de los momentos más importantes del año para los cristianos y con la que se da inicio a los actos de la Semana Santa en el municipio.

Los comienzos de esta representación, una obra de teatro que lleva por título “Jesucristo”, fueron humildes, escenificada en los límites de la parroquia de Valle San Lorenzo. La cada vez mayor afluencia de público hizo que fuera creciendo hasta obligar a su traslado al terrero de lucha de la misma localidad, convirtiéndose en uno de los principales eventos de estas fiestas en Arona.

Más de un centenar de vecinas y vecinos, desde niños a mayores, ha participado en los últimos meses en la escenificación de la pasión, muerte y resurrección de Cristo, entre actores, figurantes, diseñadores y quienes dan vida a los escenarios, al vestuario o a la gestión de las redes sociales.

La obra de teatro se ha ido perfeccionando técnicamente hasta el punto de que este año ha contado con tres escenarios colocados a diferentes alturas que han sido reservados para los diferentes momentos de la pasión, desde la última cena de Jesús, al dictamen de Poncio Pilatos o la crucifixión.

Decenas de personas han completado el aforo del terrero de lucha de Valle San Lorenzo para asistir a una representación que se ha iniciado a las 20.00 horas y cuya entrada tenía carácter gratuito. Tanto el alcalde de Arona, José Julián Mena, como el resto de miembros del grupo de gobierno han asistido a una de los actos de Semana Santa con mayor arraigo en el municipio.

Con la recreación de esta obra en la noche del Domingo de Ramos da inicio a una semana festiva que en Arona suma más de 75 actos culturales y religiosos circunscritos a un total de once parroquias de todos los núcleos y entre las cuales destacan la procesión magna del Casco, el viernes 30 de marzo a las 18.30 horas, la procesión de la Soledad, el mismo días a las 23.00 horas, y el concierto Clave de Son, que se celebrará en la Rambla de Las Galletas el sábado 31 de marzo a las 20.30 horas.

 

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. scam

Comentarios cerrados.