La Trujilla se convertirá en el pulmón verde de Cabo Blanco

La Trujilla en Cabo Blanco.

La zona contará con áreas de ocio diferenciadas por los diferentes segmentos de edad, con jardines, zonas para perros, áreas de sombra mediante la instalación de carpas, canchas de fútbol y baloncesto y equipos para hacer ejercicio.

El proyecto, que ya está en marcha y cuyas obras comenzarán en breve, ha sido adjudicado por el área de Obras e Infraestructura, contempla una actuación total en los 8.610 metros cuadrados del parque y tiene un presupuesto de ejecución de 1.100.000 euros.

En la actualidad, este espacio, situado en suelo urbano consolidado, no cuenta con vegetación, equipamientos infantiles o zonas de juegos, carece de sombra y de vegetación ni dotaciones de algún tipo, lo que ha hecho de este un parque infrautilizado.

 

Con un presupuesto de 1.100.000 de euros, el proyecto de parque de La Trujilla contempla diferentes áreas de juegos diferenciadas por edades, mobiliario urbano y para la práctica de deportes, circuitos de ejercicios para personas mayores con aparatos de gimnasia, cancha de fútbol y baloncesto y un área de “street ball”.

El proyecto presta una especial atención a la vegetación y a las áreas de sombras, de las cuales carece en la actualidad, por lo que se genera diferentes zonas ajardinadas y entornos vegetales agrupados por especies, además de que se instalarán pérgolas en diferentes puntos del parque.




La propuesta recién adjudicada plantea un conjunto de caminos curvos generados a partir de una serie de círculos que garantizan diversos espacios planos para la realización de actividades para niños y mayores en un área cuya principal complejidad es la pendiente que tiene y que roza el 13%. Los materiales que se utilizarán en el parque serán altamente resistentes al fuego. Los materiales que se utilizarán en el parque serán altamente resistentes al fuego.

A pesar de este obstáculo, el proyecto prevé una superficie accesible y que elimina las barreras físicas y de comunicación para personas con algún tipo de diversidad funcional.

La obra supone, además, la instalación de alumbrado público, saneamiento, fontanería, riego y recogida de pluviales.

Además de zonas ajardinadas y deportivas, se reservará una zona el esparcimiento de perros.

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram