La oposición en Arona dice que es intolerable que Marichal llame “ratitas” a los funcionarios y el personal laboral

Los grupos de la oposición en Arona exigen que el alcalde condene públicamente las descalificaciones realizadas por Agustín Marichal hacia los trabajadores municipales.

En el transcurso del próximo Pleno, los grupos de la oposición solicitarán que el Alcalde y su gobierno reprueben al presidente de los socialistas aroneros por sus “desafortunadas” declaraciones.

Los grupos políticos de Coalición Canaria-PNC, Partido Popular, Ciudadanos-Partido por la Ciudadanía y Ciudadanos por Arona que forman parte del Ayuntamiento de Arona exigen que el alcalde, José Julián Mena, condene públicamente de forma inmediata las acusaciones vertidas por el presidente del Psoe, Agustín Marichal, sobre los trabajadores del consistorio, a los que ha acusado de presuntos delitos y a los que ha calificado como “ratitas de la administración”.

Para las formaciones políticas, es intolerable que Marichal llame “ratitas” a los funcionarios y el personal laboral, y que diga que “hay unos cuantos que vienen bichaditos desde hace tiempo y que están entre los que más mandan. Han mantenido los cargos y quieren seguir mangoneando”.No solo son palabras desafortunadas sino que podrían ser constitutivas de delito, ya que está insinuando presuntas actuaciones ilegales. No se puede tirar la piedra y esconder la mano y si tiene pruebas de la comisión de un delito, lo que tiene que hacer el señor Marichal es llevarlas ante un juez.

Es lamentable que Arona sea noticia por este tipo de cosas. Mena tiene la obligación de salir a defender públicamente a los trabajadores ya que se está poniendo en cuestión su profesionalidad y honor. Agustín Marichal ha manchado y ensuciado ese honor y los profesionales del Ayuntamiento de Arona merecen tener un alcalde que los defienda.

El silencio de Mena es cómplice y tiene que salir públicamente a reprobar de forma contundente los insultos, vejaciones e insinuaciones delictivas que ha realizado Marichal sobre los trabajadores ¿O es que el alcalde está de acuerdo con lo que dijo Marichal? Entonces lo que tendría que hacer es dimitir, tal y como le ha pedido su propio partido, porque no es digno de dirigir un municipio como Arona.

Por último, los grupos políticos quieren transmitir su apoyo y ánimo a todos los funcionarios y el personal laboral del Ayuntamiento de Arona, y con esa vocación, solicitarán, en el transcurso del próximo pleno que tanto el Alcalde como su grupo de gobierno reprueben al actual presidente de los socialistas aroneros.