CC-PNC de Arona critica que el Gobierno local del PSOE “no es creíble ni estable” y eso afecta a la población

Ayuntamiento de Arona.

Los nacionalistas aseguran que hasta Pedro Martín, el peor presidente insular de la historia para Arona, reconoce el caos que vive el municipio por culpa de su propio partido.

El Gobierno local manifiesta que Coalición Canaria de Arona tiene un grave problema con la realidad, ya que ni el alcalde, José Julián Mena, está expulsado de su partido, ni los datos del paro son de 13.000 personas. La labor de la oposición es esencial para la buena marcha de una institución, de ahí la necesidad de que esta sea coherente y rigurosa. Ninguno de esos extremos los cumple Coalición Canaria en su comunicación pública.

Coalición Canaria-PNC de Arona ha acusado hoy al PSOE de llevar al municipio al “caos” y criticó que el actual Gobierno local “no es creíble ni estable” lo que supone que “los principales afectados por esta situación son los vecinos y vecinas de Arona”.

Los nacionalistas aroneros aseguran que incluso el presidente del Cabildo de Tenerife y secretario general insular del PSOE, Pedro Martín, “reconoce la situación de caos que vive Arona por culpa de su propio partido, siendo él además el peor presidente insular de la historia para el municipio”.

Los nacionalistas califican la situación del municipio como “insostenible” debido a las actuaciones llevadas a cabo por el PSOE y el alcalde, José Julián Mena, “que ha sumido a Arona en un caos. El PSOE gobernaba con mayoría absoluta y es el único responsable de la situación que estamos sufriendo en Arona. Que el alcalde acuse a la oposición de no sacar sus proyectos adelante es inaudito. Él tenía el poder absoluto y lo que es un absoluto desastre”, señala CC-PNC.

CC-PNC resalta que los problemas internos del PSOE están lastrando a Arona. “Mena está expulsado, ha recurrido esa decisión y ahora le han dado la razón. Está peleado con sus compañeros de partido pero los que realmente se perjudican con esta situación son los vecinos y vecinas de Arona, que ven como el ayuntamiento está colapsado por culpa del alcalde”, aseguran los nacionalistas.

“El paro ya roza las 13.000 personas, un 68% más que el año pasado y no podemos seguir así. Mena gobierna el municipio como le da la gana y luego le echa la culpa a los demás de sus fracasos. Eso es lo que está ocurriendo de verdad”, explica la formación nacionalista.

CC-PNC asegura que Arona “necesita un gobierno estable que ahora mismo no tiene. Estamos sumidos en un cero turístico desde hace un año, con cientos de empresas cerradas y con trabajadores autónomos y pymes pidiendo ayuda. Además, hay muchas personas asistiendo a los servicios sociales, que están desbordados. La respuesta de Mena y el PSOE es culpar a la oposición cuando el único responsable y el que ha llevado al municipio a esta situación son ellos”.

Los nacionalistas además critican duramente “la desidia del Gobierno local del PSOE con el municipio. Esta situación de dejadez del Gobierno local socialista es otra muestra más del caos político en la que está sumido el municipio de Arona”. Los nacionalistas afirman que existe una “inacción total de los gobernantes de Arona, más preocupados en sus peleas internas que de resolver los problemas de los vecinos y vecinas del municipio”.

Gobierno local

Coalición Canaria de Arona tiene un grave problema con la realidad, ya que ni el alcalde, José Julián Mena, está expulsado de su partido, ni los datos del paro son de 13.000 personas. La labor de la oposición es esencial para la buena marcha de una institución, de ahí la necesidad de que esta sea coherente y rigurosa. Ninguno de esos extremos los cumple Coalición Canaria en su comunicación pública.

José Julián Mena ha sido repuesto con plenitud en su militancia por una sentencia reciente y, además, las cifras de desempleo de Arona correspondientes al mes de septiembre son de 8.376 personas, por debajo de cuando empezó la crisis económica de la pandemia, una caída del 32%, una recuperación espectacular.

Quizá la realidad que dibuja Coalición Canaria corresponde a su propio mandato al frente del municipio y la nota hecha pública hoy se les había quedado traspapelada porque la realidad es radicalmente contraria a la que dibuja esta formación.