Arona retira el último de los dos cayucos de Las Galletas

Las áreas de Medio Ambiente y de Seguridad del Ayuntamiento de Arona han procedido a retirar el segundo cayuco que se encontraba aún varado en la playa de Las Galletas. El primero fue sacado en el mes de enero y este, mucho mayor, se encontraba a la espera de una orden judicial que lo permitiera. La normativa indica que, en caso de que la patera sea llevada a puerto, se hace responsable la Subdelegación del Gobierno, mientras que esta considera que es competencia municipal si, directamente, llega a la costa. Los municipios, no obstante, precisan del permiso de la Justicia.

Las áreas de Seguridad y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Arona han procedido esta mañana a la retirada y posterior traslado del último de los dos cayucos que se encontraban varados desde hacía algunos meses en la playa de Las Galletas. Ambos habían alcanzado el litoral de la zona por sus propios medios. El segundo estaba pendiente de autorización judicial.

En el caso de que una embarcación de estas características sea remolcada a puerto por Salvamento Marítimo, la Subdelegación del Gobierno considerada que se trata de su competencia. No obstante, si esta alcanza la costa por sus medios, la atribuye a los municipios que, a su vez, deben esperar por el permiso correspondiente por parte de las autoridades judiciales, un permiso que Arona acaba de lograr tras impulsarlo en los tribunales.

En el caso de Las Galletas, el segundo de los cayucos ha sido destruido in situ y trasladado después de que, en los últimos meses, el municipio haya acometido las tareas de desinfección y descontaminación.

Francisco Marichal: “Adecuación de nuestro litoral”

El concejal del área de Seguridad ha explicado que “es importante agilizar los trámites para que la retirada de los cayucos abandonados en el litoral se pueda realizar con la rapidez que demandan nuestros vecinos y que precisa un mantenimiento adecuado de los espacios públicos. En este caso –ha agregado-, hemos tenido que esperar la autorización judicial antes de proceder, finalmente, a la destrucción y retirada, lo cual era demanda importante para los habitantes de Las Galletas”.

Vídeo.