Arona | «La ejecución del presupuesto de 2020 desmiente la supuesta parálisis que sugiere la oposición»

Ayuntamiento de Arona.

El grupo de gobierno de Arona no entiende el empeño del PP, CC y los concejales socialistas que continuamente rompen la disciplina de voto, en afirmar que existe una “parálisis” en la gestión de la corporación, cuando la ejecución del presupuesto de 2020 indica que los gastos adjudicados ascienden a 107 millones, y los ejecutados, a 99 millones, prácticamente como el año anterior. Es más, los ejecutados superan en un millón a los de 2019, cuando no existía la pandemia. “No se entiende que la oposición siga manteniendo este discurso de ‘parálisis’ y continúe faltando a la verdad. Con esto lo único que consiguen es una situación de crispación que no ayuda a la situación actual”, apuntan desde el gobierno municipal.

La ejecución del presupuesto de 2020 del Ayuntamiento de Arona, y del que se dará cuenta en el pleno de mañana jueves, indica que los gastos adjudicados ascienden a 107 millones, y los ejecutados, a 99 millones. Una comparativa con el anterior ejercicio de 2019, donde no existía la situación actual de crisis sanitaria y económica por una pandemia, arroja que los gastos adjudicados fueron de 108 millones, es decir, solo se adjudicó un millón menos en el 2020 pero, sin embargo, sí se realizaron más pagos.

Por este motivo, el grupo de gobierno del Ayuntamiento de Arona no entiende que el Partido Popular, Coalición Canaria y los concejales del PSOE que constantemente están rompiendo la disciplina de voto, continúen sugiriendo que Arona sufre una “parálisis” o que está “bloqueada”. Más si cabe cuando fueron ellos los que, en el último pleno extraordinario, votaron en contra de que Arona acceda a ayudas turísticas del fondo europeo con la Asociación de Municipios Turísticos de Canarias (AMTC) y evitaron que el municipio tenga un órgano de supervisión ambiental de los proyectos urbanísticos son esenciales, vitales, para el municipio de Arona y su recuperación económica y de empleo.

“No se entiende que la oposición siga manteniendo este discurso de ‘parálisis’ y continúe faltando a la verdad. Con esto lo único que consiguen es una situación de crispación que no ayuda a la situación actual”, apuntan desde el gobierno municipal.

“Con los datos del ejercicio presupuestario en la mano queda patente que, a pesar de las modificaciones que se tuvieron que hacer en el presupuesto para poder incrementar, por ejemplo, la partida de Servicios Sociales o sacar adelante ayudas y subvenciones para pymes, autónomos, el sector del taxi o la pesca, medidas que suponen una inversión de más de 7 millones de euros, la gestión nos demuestra que el ejercicio 2020 es prácticamente igual que el ejercicio anterior. Con lo cual, no tiene sentido hablar de parálisis municipal”, afirma desde el grupo de gobierno.

Desde el inicio de la pandemia por coronavirus, el Ayuntamiento de Arona puso en marcha un escudo de protección social y económica que ha supuesto más de siete millones de euros, sumando las ayudas sociales, las subvenciones directas a los autónomos y pymes, como el sector del taxi, o la exoneración de la tasa de ocupación del espacio público (terrazas) y la rebaja de la de basura.

Estas medidas se han visto implementadas por el impulso dado a la licitación de obra pública y al desbloqueo de licencias urbanísticas que permitan la inversión privada en el municipio, alcanzado en diciembre de 2020 un récord de inversiones de 27 millones de euros, todos ellos proyectos incluidos en el programa Arona Avanza, que impulsa el alcalde, José Julián Mena. De esta cifra, 19,6 millones de euros corresponden a licencias que han salido adelante entre los meses de julio y octubre, mientras que 7,4 se refieren a la ejecución de trabajos que han salido a concurso durante el mes de diciembre.

Presupuestos 2021

En cuanto a la falta de un presupuesto para 2021, desde el grupo de gobierno señalan que “si bien es importante tener un presupuesto, realmente en situaciones como la actual, de crisis económica, sanitaria y social provocada por algo tan imprevisible como una pandemia global, lo que prima es tomar medidas eficaces para contar con los recursos suficientes y necesarios en una situación imprevista como esta. El presupuesto es un instrumento de planificación, pero la situación actual nos lleva a tomar medidas de urgencia, que de ninguna manera pueden estar previstas en un presupuesto ordinario. Creemos que el presupuesto no es el instrumento adecuado para estos tiempos de pandemia, y ahora lo que necesitamos es tener la capacidad para tomar medidas ágiles para nuestro municipio”, afirman.

No en vano, son muchos los ayuntamientos canarios que no han presentado presupuestos para este año. En Arona, se han ingresado 12 millones menos que el curso anterior. Era inevitable ante la crisis del sector turístico. Esto implica que si se hace un presupuesto para 2021 se tendrían que quitar 12 millones al mismo, con lo cual, la capacidad de ese presupuesto para gestionar políticas sería prácticamente nula. “Lo indicado en este caso”, afirma el grupo de gobierno, “al igual que han hecho otros ayuntamientos, es tirar del remanente. Arona tiene casi 100 millones de euros de remanente. Por lo tanto, todas las políticas sociales y de inversión se implantarán desde el uso del remanente, que es el que de verdad va a tirar de las políticas que se aplicarán en 2021”.