Arona homenajea a Eduardo Domínguez Alfonso, médico y primer presidente del Cabildo de Tenerife

El Ayuntamiento de Arona, a través de su área de Patrimonio Histórico, colocará el próximo miércoles, 30 de diciembre, un busto en homenaje a Eduardo Domínguez Alfonso, médico y primer presidente del Cabildo de Tenerife a partir de 1913. Nacido en el casco del municipio, fue parte de la Comisión de Sanidad que hizo frente a la epidemia de asoló la Isla en 1893.

La plaza de La Paz será el escenario, el próximo miércoles 30 de diciembre, de la instalación de un busto conmemorativo de la figura del primer presidente del Cabildo de Tenerife desde 1913, Eduardo Domínguez Alfonso, médico, además de político. En el acto estarán presentes, además del propio alcalde de Arona, José Julián Mena, y del concejal del área de Patrimonio Histórico, José Alberto Delgado, un bisnieto de Domínguez Alfonso y la historiadora Carmen Rosa Pérez Barrios, autora de una exhaustiva biografía sobre el primer presidente insular.

Nacido en el casco aronero, residió en una casa situada a escasos metros de donde estará colocada su escultura, obra del artista Fernando Mena, y que lleva el nombre de su hermano, Antonio Domínguez Alfonso.

Eduardo, por su parte, se licenció en Medicina y Cirugía en Barcelona y Madrid y, tras haber ampliado sus estudios en Lisboa, Londres, París y Berlín, regresó a Tenerife, donde fue presidente del Establecimiento de Segunda Enseñanza en Santa Cruz de Tenerife, además de formar parte de la Comisión de Sanidad que hizo frente a la epidemia de cólera que asoló la Isla en 1893 y que valió a la capital el título de Muy Benéfica, que hoy ostenta.