Abandono del polideportivo de Valle San Lorenzo

Polideportivo de Valle San Lorenzo.

Los vecinos denuncian inseguridad en la zona y piden que se tapie el acceso a la instalación hasta que se remodele.

Los populares piden, además, un plan de revitalización de la Romería de Fátima, actualmente en peligro de desaparición.

El grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Arona trasladó al pleno de la corporación la situación de abandono en que se encuentran tanto el polideportivo cubierto de Valle San Lorenzo, situado en La Tosca, como su entorno.

Según indicó su portavoz, Águeda Fumero, “han sido los vecinos los que nos han alertado del estado lamentable en que se encuentra la instalación, cuya obra de mejora debería comenzar este año, dentro del Plan de Cooperación con el Cabildo Insular de Tenerife 2014-2017, y que se ha convertido en un foco de inseguridad”.

 

Los concejales del Partido Popular, en una visita reciente a la zona, pudieron comprobar cómo se arrancaron las puertas de acceso al polideportivo, sin que los trabajos comenzaran. “La suciedad se acumula tanto en los alrededores como en el interior del recinto, ante la lógica preocupación de los ciudadanos, que hace pocos días tuvieron incluso que sofocar un conato de incendio que se había declarado allí”, insistió Fumero.

Tanto el polideportivo como la obra de drenaje del barranco de La Tosca están previstos dentro del citado plan, que contaría con una inversión conjunta de 1,8 millones de euros por parte del cabildo insular de Tenerife y el ayuntamiento de Arona.

“Es fundamental que los trabajos comiencen cuanto antes y, mientras tanto, que se adopten las medidas necesarias para dar tranquilidad a este núcleo de Valle San Lorenzo”, afirmó la portavoz popular.




Romería de Fátima

También en pleno se instó al gobierno local a adoptar un plan de revitalización de la Romería a la Virgen de Fátima, que se celebra en mayo también en Valle San Lorenzo, considerada la más antigua de las que se celebran en Arona, actualmente en peligro de desaparición.

En una moción defendida por el concejal Pablo Morales, los populares destacan que en los últimos años está sufriendo un progresivo deterioro en todos los sentidos, lo que manifiestan los vecinos con verdadera nostalgia de aquellos otros años, en los que “Su Virgen”, después de la misa romera, era acompañada con todos los honores hasta La Centinela donde recibía las ofrendas y cánticos de sus fieles.

Apenas 3.000 euros dedicó el gobierno municipal el pasado año esta romería, que data 1957. El concejal recordó “la importante dotación económica con que cuentan otros eventos, que respaldamos, como la Romería de San Antonio Abad, o El Día de las Tradiciones celebrado el pasado mes de octubre”.

“En diversas ocasiones les hemos escuchado que van a apostar por las tradiciones, e incluso han llevado a Fitur el lema Arona Es Tradición, que no corresponde demasiado con la realidad que observan los vecinos”, concluyó Morales.

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram