14 miembros de la corporación de Arona votan en contra de la celebración del Pleno Extraordinario

Desde el grupo de Gobierno se lamenta la actitud de la oposición, así como de los concejales socialistas que votaron en contra de la celebración del pleno y que rompieron así la disciplina de voto del partido.

Ha quedado claro que “Mena es incapaz de aportar gobernabilidad a Arona”, expresan.

Un total de 14 votos en contra (Ciudadanos, Sí Podemos Arona, Coalición Canaria, Partido Socialista y Partido Popular), una abstención (Ciudadanos por Arona) y 7 votos a favor en el primer punto del orden del día del Pleno Extraordinario convocado hoy en el centro cívico de Cabo Blanco, en Arona, han impedido que se celebre el mismo, ante el malestar de todos y cada uno de los grupos que componen la corporación aronera ante la “actitud antidemocrática y autoritaria” del Alcalde, José Julián Mena, que “convoca un Pleno Extraordinario, sin contar con ningún grupo de la oposición y con expedientes que vienen en mano, sin haber pasado por ninguna comisión informativa, ya que estas no se convocan”.

Los 14 concejales que han votado hoy en contra de que el Pleno Extraordinario se celebrara esta mañana en el centro cívico de Cabo Blanco reclaman que el Alcalde “convoque los Plenos Ordinarios, que son los órganos en los que nosotros podemos plantear iniciativas y ejercer nuestra función fiscalizadora de la labor del Alcalde”, así como las comisiones informativas pertinentes. En caso contrario, “está atentando sistemáticamente contra nuestro derecho de fiscalizar su labor y participar en el ámbito público”.

“Ningún miembro de la corporación, excepto el propio alcalde y los seis concejales que le apoyan, conocíamos ni el motivo ni el contenido de este Pleno”, e inciden los concejales en que “ni siquiera el portavoz del alcalde, que se reunió con nosotros el mismo día de la convocatoria del Pleno nos aportó ninguna información sobre el mismo”.

De hecho, denuncian los ediles, “los temas que traían hoy aquí, vía Pleno Extraordinario, podrían haberse llevado al Ordinario de febrero que no se convocó, porque el Alcalde estaba más pendiente de sus líos judiciales que de los problemas del municipio”.

A lo largo del último año, se han dejado de celebrar en Arona un total de cinco Plenos Ordinarios sin ninguna explicación, y “no vamos a permitir que se continúe con esta situación, que es un atropello político y un abuso de poder, ya que la falta de convocatoria de los órganos colegiados nos deja con las manos atadas y sin poder hacer frente a ningún tema que afecte y preocupe a nuestros vecinos”.

“Nuestro no es un no que suma, y que pone de manifiesto que Mena es incapaz de aportar gobernabilidad a Arona”, además de ser “una denuncia frontal contra la situación que estamos viviendo, provocada por la imposición y la falta de transparencia del gobierno de minoría absoluta de José Julián Mena”.

«Desde el grupo de Gobierno se lamenta la actitud de la oposición, así como de los concejales socialistas que votaron en contra de la celebración del pleno y que rompieron así la disciplina de voto del partido. Esta acción es un intento de paralización del municipio, más teniendo en cuenta los puntos que se iban a tratar: la aprobación de la modificación de los estatutos de la Asociación de Municipios Turísticos de Canarias (AMTC) para constituir a la asociación como central de contratación. Sacar adelante este asunto era imprescindible para que Arona pueda optar a las líneas de ayuda de los fondos europeos, máxime en esta situación de crisis turística a causa de la pandemia por coronavirus, y la aprobación del convenio suscrito entre la Consejería de Transición Ecológica, lucha contra el cambio climático y planificación territorial del Gobierno de Canarias para que sea la Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental quien se encargue de evaluar todos los procedimientos sobre los instrumentos de ordenación urbanística del municipio, ya que el Ayuntamiento carece de un órgano ambiental propio. Sin la aprobación de este punto, se vuelve a ir en contra de los intereses de los ciudadanos y ciudadanas de Arona, pues no se pueden sacar adelante los instrumentos de ordenación».