El PSOE de Arico pide ayudas urgentes de al menos al sector primario

Olivia Delgado denuncia la falta de medidas para estas personas, condenadas al olvido pese haber sido esenciales durante la pandemia y estar en una situación de constantes dificultades económicas.

La portavoz municipal del PSOE en Arico, Olivia Delgado, señaló este jueves la necesidad “imperiosa” de aprobar ayudas urgentes para el sector primario de Arico, ya que se trata de un “pilar fundamental en la estructura social y económica del municipio”.

“Después de más de un año, y a diferencia de lo que ha ocurrido en otros municipios, el Ayuntamiento de Arico no ha puesto en marcha ni una sola medida de apoyo directo a este sector, ni tampoco a otros. Lo que hemos vivido ha sido una ausencia de todo”, expresó la edil socialista, que recordó que el sector primario ayuda a mantener paisajes, la biodiversidad y la cultura del municipio, por lo que hay que protegerlo, potenciarlo y darle el valor que merece.

A juicio de Delgado, la falta de liderazgo del grupo municipal, y en especial del alcalde, Sebastián Martín, se traducen en falta de acción y, sobre todo, tiene repercusiones negativas en las oportunidades de la población ariquera, que se encuentra en desventaja respecto a otros municipios que sí han tomado medidas para la reactivación y la recuperación de su población.

“Si se pusiesen en marcha las ayudas que el PSOE lleva pidiendo un año, se impulsaría la actividad económica del sector primario, que no solo supone un valor activo para nuestro pueblo, sino que, además, genera una agricultura, ganadería, pesca y apicultura de proximidad y en sintonía con la lucha contra el cambio climático y la alimentación sostenible”, apuntó Delgado.

De esta forma, el PSOE de Arico pidió que se iniciase de forma urgente un procedimiento de convocatoria de ayudas al sector primario que sean compatibles con otras subvenciones de otras administraciones públicas, de la Unión Europea o de organismos internacionales.

Para Delgado, estas ayudas deberán tener una partida amplia que permita que en ningún caso las ayudas puedan ser inferiores a los 1.000 euros, a la par que destacó la necesidad de impulsar planes de formación y empleo que contemplen desde el proceso de cultivo hasta la gestión administrativa y de recursos o los canales de comercialización.

De esta forma, apuntó, se podrá garantizar poco a poco el relevo generacional y atraer a nuevos perfiles de personas que se dediquen a la agricultura, la ganadería o la pesca.