Arico | El Cabildo estudiará la utilización de la presa de El Río para almacenar agua para los agricultores

La consejera nacionalista, Blanca Pérez, señala que hay que impulsar agua por encima de la cota 600 para que Vilaflor, San Miguel, Granadilla, Arico y Fasnia dispongan de agua de calidad.

El grupo CC-PNC del Cabildo de Tenerife ha logrado que la Corporación realice un estudio en la presa de El Río, ubicada en Arico, con el fin de que pueda almacenar agua y favorecer la agricultura en la comarca sur de la Isla. La consejera nacionalista, Blanca Pérez, señaló durante la comisión de Medio Natural celebrada recientemente que “el problema de la zona sur es la falta de aguas de calidad para la agricultura de las medianías. En estos momentos, el agua que es buena para la agricultura en la zona alta de Vilaflor, San Miguel, Granadilla Arico y Fasnia es más cara incluso que la desalada”.

Blanca Pérez asegura que “hay que estudiar la sostenibilidad de la presa de El Río, no pensando tanto en las aguas de escorrentía que se pudieran recoger, sino en su capacidad de almacenamiento para poder abastecer a los agricultores en esa cota. Hay que pensar en la cota 600 como una oportunidad para poder poner agua a disposición de las zonas agrícolas que se pueden recuperar. Hay que hacer ese ejercicio de sentarse y planificar desde el Consejo Insular de Aguas y buscar soluciones conjuntas para el impulso de agua regenerada y agua desalada”.

Para la consejera de CC-PNC, la agricultura “necesita estabilidad y sus dos principales problemas son el agua y la comercialización. El que este año tengamos un buen nivel de agua en las balsas no garantiza que podamos incorporar a parte de nuestra población al sector agrícola. El sector debe de tener garantías y eso pasa por tener una mayor capacidad de almacenamiento”.

Pérez explica que “la emergencia climática ha venido para quedarse” y asegura que el futuro “es el agua regenerada y el agua desalada, pero hay que aumentar la capacidad de almacenamiento y subir agua por encima de la cota de 600 metros. La capacidad de producción de energía renovable y los posibles recursos que podríamos utilizar para subir a cotas más altas, podrían provocar la recuperación de las medianías para la diversificación de nuestra economía y para el ansiado autoabastecimiento.

Finalmente, la consejera nacionalista señala que el Cabildo debe garantizar que los agricultores “tengan agua de calidad a un precio asequible y eso pasa porque haya impulsión agua y que se estudien fórmulas de permuta de aguas para que las de calidad vayan a la agricultura. Las medianías son el territorio más abandonado de la agricultura y la comarca sur es la que menos acceso tiene al agua y eso solo se garantiza con infraestructuras como la presa de El Río”.