Arico aprueba la instalación de una planta de reciclaje de plástico film que impulsará una inversión de 40 millones de euros

Que esta licencia estuviera pendiente de su aprobación definitiva fue utilizada ayer por el Gobierno Insular para argumentar la negativa del Cabildo a la renovación del “Convenio de las Deseconomías del PIRS”, caducado desde el 2018.

El Ayuntamiento de Arico ha aprobado el Proyecto Básico y de Ejecución de Planta de Reciclaje de Residuos Plásticos Film en el Complejo Ambiental de Tenerife. El consistorio llevaba trabajando en este proyecto desde el momento en el que se solicitó la licencia de obras por parte de la empresa de PLASTIC ENERGY TENERIFE SL, la cual cuenta con una inversión prevista de 40 millones de euros.

Esta aprobación se ha llevado a cabo un día después de que el consejero de Desarrollo Sostenible, Javier Rodríguez Medina, señalara al ayuntamiento de pretender bloquearla. Al respecto, el concejal de Urbanismo, Andrés Martínez, define las palabras de Rodríguez Medina como “una verdadera metedura de pata” puesto que la licencia, “mientras él reproducía esas afirmaciones tan infundadas, estaba tramitándose por el área de Urbanismo para llevar el expediente a la Junta de Gobierno, como así ha sucedido en el día de hoy”.

Además, el también segundo teniente de alcalde ha criticado que el consejero “jamás nos diera respuesta oficial a nuestras consultas reiteradas sobre las compensaciones, hasta que nos enteramos de que las había desestimado por una respuesta en sesión plenaria al Partido Popular”. Finalmente, el concejal mostró su satisfacción con que se haya logrado una resolución definitiva a este proyecto, “cumpliendo con los plazos acordados con la propia consejería insular”.

Asimismo, el alcalde de Arico, Sebastián Martín, ha instado al gobierno de la isla a “que actúen cuanto antes y promuevan la renovación del ´Convenio de las Deseconomías del PIRS´ una vez ya ha sido aprobada esta concesión de obras, situación que era puesta como excusa por el consejero insular para no negociar” y ha puesto en valor “el comportamiento leal de nuestra institución a pesar de las malas formas demostradas por el consejero insular”. “Queremos saber qué es lo que tiene que decir ahora el Cabildo, si van a trabajar por renovar el convenio o aparecerán nuevas excusas”, finalizó.