La Universidad de Verano de Adeje enseña a crear sinergias entre los medios digitales

El curso de la Universidad de Verano de Adeje “Community Manager: Gestión, desarrollo y mantenimiento de comunidades virtuales” ha comenzado a impartirse hoy, martes 20 de julio, bajo la codirección de José Marcos Moreno y Christopher Expósito, catedrático y profesor, respectivamente, del Departamento de Ingeniería Informática y de Sistemas de la Universidad de La Laguna. La primera sesión ha sido impartida por Airam Expósito, doctor en Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial, quien ha explicado que el propósito del curso va más allá de las redes sociales y explicará cómo crear sinergias entre los diferentes medios digitales.

El ponente reflexionó que esta visión más amplia obedece a que, en el caso de las pymes, la figura del Community Manager suele acaparar más responsabilidades de las que teóricamente le corresponden y debe atender otros elementos englobados dentro del marketing digital y de las estrategias para tener presencia en los medios digitales, como la página web, la tienda de comercio electrónico o los blogs.

Expósito señaló que la transformación digital vivida en los últimos años hace casi imprescindible a cualquier negocio o profesional tener presencia en Internet, ya sea para vender bienes y servicios como para hacer “branding” (crear imagen de marca). “Las empresas se han visto forzadas a este cambio porque, además, las generaciones han evolucionado y los nativos digitales tiene más presencia”.

Además de esta cuasi-obligación, también señaló que la presencia en Internet posee innegables ventajas para los negocios: permite llegar a una mayor cantidad de clientes potenciales, se puede focalizar la oferta en un perfil de cliente determinado y, especialmente, al contrario que con el marketing tradicional, con el digital es posible medir todas las acciones realizadas para recopilar datos.

Otro valor añadido es que se trata de un medio que facilita que los clientes opinen y, así, que las compras puedan producirse en base a esos comentarios de terceros. “Hay que tener en cuenta que eso conlleva ventajas e inconvenientes, en Internet vamos a estar expuestos a esas opiniones para bien o para mal”. También recordó la importancia de contar con una app para móviles y la pervivencia del marketing a través de correo electrónico, que pese a tener ya varios años de antigüedad, sigue estando vigente como estrategia complementaria.

La primera sesión del curso ha consistido en explicar cómo un negocio puede comenzar desde cero a tener presencia en redes antes de llegar a las redes sociales, adquiriendo un dominio para estar localizable en Internet, creando una página web informativa y, si fuera necesario, abriendo también una tienda online. Al igual que en el resto de apartados, puso ejemplos de varias páginas en las que es posible contratar estos servicios.

Aconsejó crear un blog alojado dentro de la página web, porque eso permite publicar regularmente nueva información, lo cual ayuda a mejorar el posicionamiento de la página en las búsquedas de Google y otros buscadores, ya que éstos rastrean frecuentemente las webs en busca de novedades. Por tanto, cuantas más actualizaciones, mejor. Eso sí, recordó que es importante que ese contenido sea de calidad y, aunque la finalidad sea comercial, que le texto no se enfoque en vender un producto sino en ofrecer información relevante. El ponente previno acerca de copiar o plagiar contenidos ajenos y aconsejó acreditar siempre a los autores si se utilizan materiales ajenos, dado que hay software que detecta los plagios y Google penaliza las páginas que caen en estas prácticas dudosas.

El blog puede ser un medio para atraer potenciales clientes, que lleguen a la web simplemente buscando una información concreta, pero que luego se decidan a seguir navegando y conocer los productos o servicios ofertados. La idea es convertir a ese cliente potencial (o “lead”) en un cliente real y, si queda satisfecho con el servicio, en un cliente fidelizado que reporta la experiencia comercial. Para lograrlo es importante seguir técnicas de “inbound marketing”, aquellas que no son intrusivas y, más que “perseguir al cliente”, tratan de “atraerlo” de manera indirecta.